Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


Repose en el Señor


  • 19.04.2021 - 04:05 pm

Nada en este mundo produce tanta satisfacción que reposar y esperar en Dios, y esto lo confirma el Salmos 62 donde encontramos palabras de esperanza de cómo confiar en el Señor. Por tanto, mi invitación es que, usted se apropie de estas verdades y aprenda a vivir confiadamente, sabiendo que nuestro Dios es fiel, y que el Espíritu Santo siempre estarás ahí para confortar nuestra alma.  

En esos momentos en que usted cree que no hay salida, declare: “En Dios solamente está acallada mi alma; De él viene mi salvación. El solamente es mi roca y mi salvación; Es mi refugio, no resbalaré mucho.” Sal. 62: 1-2  

Reposar, tiene que ver con estar satisfecho de quien nos habita, sabiendo que Cristo es nuestro reposo. Las aflicciones mal manejadas conducen a la depresión y a la frialdad espiritual; de ahí la importancia de entender que somos hijos de Dios con grandes bendiciones; y que aún las circunstancias adversas que vivimos, si estamos en Cristo, hasta eso nos ayudará a bien.  

El salmista decía: “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré.” Sal. 62:5-6  

Tengamos plena confianza en el Dios que todo lo puede, nos fortalece y nos da seguridad. No menospreciemos las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad nos guía al arrepentimiento.  

Cuando el alma no tiene reposo es porque está sedienta de Dios, ya que, la falta de intimidad produce tristeza y angustia. El alma reposa cuando está en Cristo, habitando al abrigo del Altísimo.  

Este Salmos 62 nos enseña en quien esperar y cuál es nuestra esperanza, leamos: “En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah” Sal. 62:7-8  

Nuestra confianza tiene que estar basada en la gracia del Señor, el cual nos ha hecho partícipe; gracia que nos permite estar completos en Cristo sin faltarnos nada. Es tiempo de creer, confiar y estar firmes; de enfocarnos en Aquel que es nuestra esperanza y refugio en momentos de dificultades.  

Mi exhortación es invitarle a vivir en Cristo, a confiar en ese Dios trino de poder imparable, y poderoso para hacer las cosas más abundantemente de lo que le pedimos, y dejarnos consolar por el Espíritu Santo.     

“Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo, para que nadie caiga al seguir aquel ejemplo de desobediencia.” Hebreos 4:11  

“Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada.” 1 Pedro 4:7  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba