Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Reforzar vigilancia en frontera


  • 10.02.2021 - 12:00 am

La crisis haitiana se mantiene agravada por la demanda de la oposición al gobierno del Presidente Moise para que éste renuncie y salga del poder al considerar que se le venció su periodo de gobierno. 

Las protestas contra el gobierno siguen en las calles exhibiendo actos de violencia que agravan la situación de la inestabilidad en el vecino país. Por eso las autoridades dominicanas tienen que mantenerse en máxima alerta, para impedir que posibles huidas masivas de haitianos se dirijan hacia la frontera para buscar refugio y oportunidades del lado dominicano.

Ante esa eventualidad el Ministerio de Defensa ya ha tomado medidas para reforzar la capacidad de vigilancia en la zona fronteriza, a fin de prevenir posibles estampidas de haitianos que busquen cruzar la línea fronteriza.

La situación hay que seguirla minuto a minuto dado la tensión en el vecino país atizada por hechos de violencia. Mientras tanto organismos internacionales y el gobierno de los EE.UU, favorecen la permanencia del actual presidente haitiano, apoyo que se une al dado por el pequeño ejército de Haití, en tanto que la oposición ya designó un presidente interino, complicando aún más la situación de inestabilidad.

En ese trance la vigilancia se hace más perentoria de parte de nuestras autoridades para evitar lo que sucediera con motivo del terremoto del 2010, cuando un gran contingente de haitianos se abalanzó sobre la frontera huyendo de la calamidad sísmica, ante lo cual las autoridades políticas dominicanas de la época, ordenaron abrir la frontera para darle entrada a cientos de miles de refugiados económicos procedentes de Haití, a consecuencia de presiones de gobiernos extranjeros.

¡Eso no debe repetirse por soberanía y seguridad nacionales!

Atropello que desprestigia

El toque de queda como medida restrictiva para combatir la pandemia del Covid-19 es necesario que se aplique con firmeza y consistencia de parte de las autoridades del orden público, así como las medidas sanitarias del distanciamiento social y del uso de las mascarillas.

Pero aplicar con firmeza esas medidas de control de la pandemia, no debe llevar a las patrullas policiales al uso de la brutalidad y el atropello de ciudadanos y menos aun del personal médico autorizado para transitar en servicios de salud.

Por eso ha sido repugnante el maltrato brutal que recibiera un médico de Santiago, al momento de llegar a su residencia y ser detenido de mala manera por una patrulla policial.

Ese comportamiento policial tiene que ser corregido por los superiores de la institución del orden público.

¡Qué no se repita!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba