Comentarios Recientes

0
Rafael A. Escotto

Rafael A. Escotto


¿Quién ganará las presidenciales el 5 de julio?


  • 30.05.2020 - 12:00 am

-Ir juntos es un comienzo, mantenernos juntos es un progreso, trabajar juntos nos hará triunfar.-Henry Ford.

Las elecciones presidenciales y congresuales han generado por primera vez en la historia electoral dominicana una indiferencia en la población que ha puesto a los diferentes partidos políticos a montar a diestra y a siniestra en los medios de comunicación nacionales cifras de encuestas que solo a personas desequilibradas mentalmente se le podría ocurrir.

Todas las semanas aparece una «bella chica» con un cartel exhibiendo números manipulados queriendo indicar que tal candidato ganará las elecciones en primera vuelta cuando posiblemente no sea asi; la chica representa simplemente una metáfora parecida a aquellas modelos que anuncian los rounds de boxeo.

Los números que muestran las encuestas no les importan en absoluto a los electores porque saben que esas cifras son fabricadas en los laboratorios de algunas firmas encuestadoras.  Los verdaderos números los tiene la élite empresarial y financiera que no apuesta para perder ni trabaja la magia, aunque los números son una parte cotidiana e importante en nuestra vida.

Si la Junta Central Electoral (JCE) fuera un ring de boxeo parecido al Madison Square Garden de Nueva York o el  Caesars Palace de Las Vegas, Nevada, la chica voluptuosa que lleva el cartel anunciando los rounds es simplemente un atractivo visual para alimentar la libido  y los estados ansiosos entre los espectadores mientras un Don King promotor de peleas estadounidense se frota las manos sabiendo cuál va a ser el resultado final del espectáculo.

El boxeo y la lucha libre son escenas preparadas para divertir a los fanáticos de ambos deportes donde todo está fenomenalmente arreglado de antemano, inclusive el que va a perder ya sabe cuándo debe tirarse al piso del cuadrilátero y esperar el conteo reglamentario del árbitro Naturalmente, la farsa le permitirá al perdedor de las elecciones lo que se llama «derecho al pataleo» que incluye un supuesto robo del certamen.»

¿Es que hay un candidato de los dos punteros que ha dado por segura su presidencia? ¿Usted no cree que se le puede ir la lisa, como aquel merengue?

Pregunto: ¿Qué cree usted amigo lector que son las elecciones para elegir presidentes en países como la República Dominicana, un pais manejado por promotores o empresarios, como maneja Don King sus carteleras de boxeo?

A lo mejor usted piensa ingenuamente que las cifras que proyectan las encuestas son reales. Lo único real en el boxeo son los rounds, todo lo demás obedece a un programa preparado con anticipación. 

Si usted quiere saber la verdad de cómo se opera en las grandes carteleras de boxeos, y habria que decir que las elecciones presidenciales no son ni más ni meno que un espectáculo aparatoso montado por las élites económicas, financieras y religiosas de un país del Tercer Mundo en complicidad con el liderato de los partidos politicos para justificar la llamada democracia;  Preguntele a Don King cómo es que se maneja  el triunfo y la derrota en los espectáculos pujilisticos.

La baja clase media y las demás clases que se encuentran en la base de la peramide social de un país bananero no le llega la información de quién va a ser el presidente de la República entre Luis Abinader y Gonzalo Castillo. Esa es un información privilegiada.

¿Cuál es entonces la función de la Junta Central Electoral en todo este tejemaneje electoral? Su Ley orgánica le concede la facultad de velar por la transparencia y la objetividad del proceso electoral y del principio de igualdad. Empero, algunas veces su exceso de celos es cuestionado por los partidos más débiles del sistema político.

Esos grupos sociales a lo más que llegan es a ser activistas que trabajan empujando la carreta de la democracia electoral. En la República Dominicana solo son veinticuatro o menos los hombres que tienen el poder absoluto en todo el país para declarar ganador de una contienda a un candidato a la presidencia.

Las elecciones en sociedades como la dominicana suelen ser como aquellos espectáculos de los gladiadores que celebraba el poder civil y la religión para conmemorar y consagrar públicamente en Roma el triunfo de un comandante militar.

La iglesia celebra un tedéum o loa para celebrar el triunfo del presidente electo luego de su juramentación ante el poder civil y al mismo tiempo, segun la costumbre, viene siendo una sumisión del mandatario al poder eclesiástico. 

Explica el teólogo y sacerdote católico español José Maria Castillo Sánchez, en un trabajo sobre el origen de los sacramentos, que «los sacramentos no se deben celebrar jamás como actos que en realidad resulten ser: Actos de carácter político...»

Y continua el sacerdote Castillo Sánchez enfatizando: «si la Iglesia es el signo visible de la presencia invisible de Cristo en el mundo, y si de esa manera la Iglesia y los sacramentos hacen visible a Cristo que ya no está al alcance de nuestra vista, todo esto conlleva y exige que los sacramentos se celebren de forma que, en ningún caso, la Iglesia aparezca ante la gente como signo o manifestación de cosas que poco o nada tienen que ver con lo que, de hecho, fue la existencia de Jesús el Mesías (Cristo) entre los hombres.»

Volviendo al tema central de este trabajo que es ¿Quién ganará las elecciones presidenciales del 5 de julio de 2020?, cabe señalar que la clase dominante en cualquier país (Don King en el mundo del boxeo) siempre se cuida de escoger al candidato que mejor represente sus intereses economicos y los del país. Se me ocurre una pregunta: ¿Por qué?

El ejemplo del promotor de boxeo Don King es lo que mejor se me ocurre: Como gran compromisario del triunfo siempre se cuidará en escoger quién llevará la corona de campeón. No se trata de cuestión de integridad moral, sino de que el elegido presidente sea capaz de asimilar de quién emana su poder y que una vez hecho Gobierno no haga lo que le venga en ganas y cambie la regla de juego.

¿Entonces usted quiere decirnos que si de 24, 15 empresarios votan a favor de uno de los dos ese será el presidente de todos los dominicanos?  Eso es asi. El Colegio Electoral en los Estados Unidos es quien finalmente decide el presidente y en la República Dominicana ese Colegio está en mano de la clase económica dominante a quienes no le gusta la ambivalencia.

El dia de las elecciones en los Estados Unidos se vota por un elector: El candidato que obtenga al menos 270 electores de los 538 será el presidente del pais, sin importar que haya obtenido la mayoria del voto popular. Sépase bien, para entender lo que acabo de escribir solo tengo que leer e interpretar el libro de Juan Bosch: «La composocion social Dominicana»


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba