Comentarios Recientes

0
Dr. Frank Espino

Dr. Frank Espino


¿Qué hemos aprendido de la pandemia?


  • 20.05.2020 - 12:00 am

“Nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa (…) Desde hace unas semanas todo se ha oscurecido (…) En esta barca estamos todos. Solos nos hundimos. Nadie se salva sólo. Seamos todos uno (…) La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad (…) Hay que practicar nuevas formas de solidaridad.” PAPA FRANCISCO. 

En entrega anterior analizamos lo que podíamos decir como “descuido universal de la salud”. Por lo que no es el propósito de este artículo.

Sin embargo tenemos que deducir que: ¡Todo cambió!

El mundo se estremece ante la impotencia de un microorganismo, que nadie aparentemente  sabe dónde nace. ¿Quién lo creó y por qué? ¿Cómo se difundió con una magnitud tan fatídica por todos los continentes y todos los países? 

¿Se sabía de la  gran agresividad? ¡Nadie lo pronosticó ni visualizó al parecer!

Se han quebrado empresas. Se disminuyen los viajes interoceánicos. La banca universal se tambalea. El turismo no existe en estos momentos. La educación se estanca en todos los niveles. Se perdieron empleos. Aumenta más la hambruna. Se cierran negocios. ¡Todos hemos perdido! ¡Ni deportes ni entretenimientos! El arte y la ciencia, estancados. ¡La Prensa se ha vuelto esclava de la pandemia!

¿Quién salió ganando? 

Es  innegable que hay un gran ganador. ¡La Comunicación Digital! 

¡Muy cierto! Si hay un elemento que ha logrado un papel estelar ante una pandemia como el Covi-19 ha sido la comunicación digital. Misma que ha servido para observar en forma real y al instante  de las desastrosas consecuencias de salud y economía del mundo y de las grandes potencias y países en desarrollo.

La tecnología de la comunicación ha sido un aliciente ante tan gran cataclismo de la salud en estos momentos. Los medios telefónicos, televisivos, radiales y redes sociales han acercado a familias en las tristezas, alegrías, con necesidades de economías muy precarias  y deprimidas.

 Estudiantes y profesores han interactuados a larga distancia. Empresas se han dirigido por internet y  sus diferentes plataformas.  

La Prensa radial, escrita y televisada, ha logrado su máximo esplendor en estos momentos. Los medios de entretenimientos de las imágenes: filmes y documentales han podido detener la angustia de cientos de hogares. 

Ante la pandemia no ha importado tu vestuario, profesión, maestrías,  tu lujoso vehículo, tu mencionada mansión, ni siquiera en determinado momento hasta tu dinero, finanzas, tus viajes en aviones, ni barcos de lujos…color, belleza física, nivel político,  ni país de origen, ni religión…

La máxima preocupación de todos los humanos en estos momentos: ¡Salud y buena comunicación!

El autor es médico, escritor y profesor universitario


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba