Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Prudencia en estas navidades


  • 23.12.2020 - 12:00 am

El período navideño agrega un ingrediente adicional a los temores que crea la expectativa del recrudecimiento de la pandemia del coronavirus, como consecuencia de las fiestas de Nochebuena y Año Nuevo.

El temor se hace más preocupante si se toma en cuenta que la pandemia a nivel del mundo se viene recrudeciendo en los países de Europa y en los EE.UU, estableciendo récords de contagios y de fa­llecidos, lo que ha obligado a los gobiernos a endurecer las medidas restrictivas hasta llegar al cierre de fronteras por la nueva ola del Covid-19.   

En esas circunstancias los países afectados por la pandemia buscan en las vacunas el alivio de la situación. Ya en algunos de esos países se ha iniciado el proceso de aplicación de las vacunas, vacunas que se han convertido en panaceas que alimentan la esperanza de los pueblos de salir de la crisis que ha significado la enfermedad.  

El temor del recrudecimiento de tan peligrosa enfermedad también se vive en nuestro país, frente a lo cual el gobierno y las autoridades sanitarias han adoptado nuevas medidas, exhortando a la población a mantener la guardia en alto, cumpliendo los protocolos y respetando las medidas restrictivas, a manera de superar en la época navideña el temor de que el virus agrave la situación del Covid-19, haciendo colapsar la capacidad hospitalaria con que cuenta el país.

Frente a esa expectativa, hay que insistir en la imperiosa necesidad de que la población mantenga la prudencia, observando el distanciamiento físico, el uso de las mascarillas y las normas de higiene para prevenirse del contagio. A esas medidas se le puede adicionar el uso de ciertos fármacos que han sido aplicados frente al Covid y que han demostrado efectividad para prevenirlo.

En medio de ese clima de temores, la gente deberá celebrar las fiestas navideñas en la intimidad familiar, pero evitando violar los protocolos sanitarios y las medidas restrictivas, a modo de protegerse de los peligros que le asechan. El coronavirus ha demostrado su agresividad  de expansión y su potencial mortal. Frente a esa realidad la gente debe apreciar su vida y fortalecer su fe, al tiempo de tomar todas las precauciones de lugar. Hay que insistir en la prudencia y la conducta comedida.

De su lado, las autoridades deben arreciar  la aplicación de los protocolos y las medidas restrictivas, sobre todo frente a ciertos grupos que se muestran displicentes y rebeldes y psicológicamente entrenados en la violación a las leyes y las normas para la sana convivencia. En tiempo de Covid celebremos, pues, las fiestas navideñas en paz y en estricta alegría familiar.

¡Qué en Navidad no se desafíe la carga peligrosa del Covid-19!

     


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba