Comentarios Recientes

0
Samuel Reyes

Samuel Reyes


Prácticas comunistas del gobierno


  • 25.01.2020 - 12:00 am

Las fuerzas aliadas destacadas en el año 1919 en Düsseldorf, Alemania encontraron una lista de reglas que los comunistas aplicarían en dicho país para fomentar su revolución. Estas reglas coinciden con los lineamientos estratégicos que sigue el gobierno en el desarrollo de sus políticas, a sabiendas de que nuestro país es eminentemente cristiano.

La primera de estas reglas establece que “se debe corromper al joven, alejarlo de la religión, interesarlo en el sexo y que se haga una persona superficial…”. 

Por eso la comisión de espectáculos públicos no censura la música nociva que consumen nuestros jóvenes. Esta música pornográfica incita explícitamente al sexo libre y promiscuo, la violencia, al consumo de drogas, alcohol y tabaco, la obtención de gratificación inmediata y la acumulación de dinero fácil. 

Esta regla sería la razón por la que el MINERD no ha desarrollado un currículo espiritual para las escuelas públicas. También han tenido fracasos en la implementación del currículo en las áreas cognitivas, psicomotora y socioemocional y bajos resultados en las pruebas nacionales, diagnósticas y la prueba PISA dado a que se empecinan en enfatizar en las construcciones. La educación Moral y Cívica parece que les apesta.     

El propósito sería despojar la juventud del pensamiento crítico y de los principios y valores necesarios para discernir la gestión de un gobierno corrupto y manipulador. La baja calidad de la educación del pueblo le hace dependiente electoral de los bonos y dádivas que evocan los racionamientos socialistas. 

Los comunistas “deben obtener el control de todos los medios de comunicación con el fin de enajenar las mentes de las personas de las actuaciones del gobierno, enfocando su atención en …trivialidades”. Esto explica los atentados en contra de la libertad de expresión y la abundancia de comunicadores al servicio del régimen junto a una sistemática campaña publicitaria. Quieren enfocar al pueblo en las bancas de lotería y de apuestas, bares, tiendas de licores, narconovelas, santeros, adivinos y eventos anacrónicos como los espectáculos satanistas, carnavales y los bacanales playeros de música electrónica.

Asimismo, buscan “dividir a las personas en grupos hostiles insistiendo en asuntos controversiales”. En las temáticas como la ideología de género, el aborto, la inmigración haitiana, los símbolos patrios y los feminicidios el gobierno pretende ser árbitro, cuando en realidad aúpa continuamente a los contrarios de los sectores conservadores de la nación. 

Otra estrategia es “destruir la fe de las personas en sus líderes naturales, menospreciándolos, ridiculizándolos y deshonrándolos”. Así hacen literalmente o los tientan con prebendas diversas. Han corrompido artistas, juntas de vecinos, empresarios, dirigentes de clubes y religiosos, haciéndolos sus aliados logrando que la gente los desprecie por arribistas.               

Deben “predicar la verdadera democracia, pero asirse del poder tan rápidamente y tan fuerte como sea posible”. Así se han incrustado al gobierno acaparando sin escrúpulos y artimañas todos los poderes del Estado y aprobando leyes indulgentes a su favor. Su impunidad está garantizada por una Justicia cautiva. 

Las evidencias están ahí, hay una praxis del gobierno basada en una ideología y es la doctrina comunista.         


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba