Comentarios Recientes

0
Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel


Perú: en el Radar de la Corrupción


  • 18.11.2020 - 12:00 am

La Casa de Pizarro (en honor al conquistador español del siglo XVI), como se le denomina a la sede del Gobierno Central en Perú no ha sido habitada por mucho tiempo por los inquilinos, en este caso los presidentes electos, víctimas de un mecanismo constitucional aprobado en el año 1839 y ratificado en las ultimas 10 modificaciones constitucionales, donde se le consigna el atributo a los legisladores –Unicameral- de hacer uso de la vacancia, un artilugio interpretativo de largo alcance, a la hora de echar a quienes, por algún desaire político contravienen las corrientes de pensamiento que cohabitan en una cámara compuesta por 130 legisladores, los cuales pueden lograr  el 20%  para  pedir una moción de vacancia, el 40% puede admitirlo y el 66% (87 de 130 legisladores) puede aprobarlo. Por la vacancia de Vizcarra votaron 105 congresistas, el más reciente caso de desalojo conocido en la tierra de los Incas. 

Los 6 expresidentes caídos a consecuencia de este mecanismo legal, los cuales pasaron por una situación similar,  transitaron las acusaciones de homicidio y corrupción (Alberto Fujimori, 1990-2000), corrupción y arrestado en los EE.UU (Alejandro Toledo, 2001-2006), acusado de soborno, acabó suicidándose en 2019 (El Aprista Alan García); también lo están, de reciente recordación: Ollanta Humana, acusado en el escándalo de Lava Jato; igual suerte tomó Pedro Pablo Kucsynsky (PPK) y finalmente, Martin Alberto Vizcarra (2018-2020), quien se convierte en el epicentro de esta nueva crisis. 

Los peruanos impactados,  como toda América Latina (AL) por el fenómeno de  la corrupción se ampararon en la Constitución para judicializar en los tribunales ordinarios,  a todos aquellos funcionarios públicos, incluyendo a la Presidencia de la Republica como máxima figura de la nación si incurriese el uso indebido de los recursos públicos. Sin importar, como es el caso del Presidente Vizcarra el nivel de aceptación o popularidad, con la cual cuenta en la población del país. 

Las últimas encuestas le daban a Vizcarra entre 60% y 80% de aprobación. Pero eso, en un Congreso que no estaba sujeto de manera inmediata al escrutinio del electorado, no le sirvió de nada: de todas formas, lo vacaron.

La vacancia no implica un juicio oral y contradictorio donde se presentan pruebas de los alegatos, a los más se le conceden unos 60 minutos a los imputados para recurrir a la persuasión de una Cámara Legislativa fragmentada, con escasa experiencia de las consecuencias que pudiera significar la destitución de un presidente, como sucedió ahora con Vizcarra. 

No en vano los congresistas que promovieron la vacancia de Vizcarra están, también, investigados. Además, después de Brasil, Perú es el país que más ha avanzado en las investigaciones por corrupción del caso Odebrecht, la constructora que tenía una red de sobornos en toda la región.

Sin embargo, casi cuatro años después de que se abrieron las pesquisas, los 46 casos abiertos no han arrojado resultados: los cuatro expresidentes salpicados, por ejemplo, están acusados, pero no condenados. No en vano se rumora de que el Perú de hoy un crimen común puede disponer de mejores condiciones para sobrevivir en los tribunales que un presidente a las condiciones de ese  poder legislativo. 

En toda América Latina (AL) la corrupción se considera como estructural, lo cual implica el nivel de involucramiento de todos los sectores de la sociedad, al tiempo de la inclinación de importantes sectores por alcanzar algún tipo de respuestas para despojar a la política de ese atractivo como impulsor de la participación colectiva en el juego de la democracia. 

El caso Lava Jato salpicó a unas 46 figuras de primera importancia en la vida de esta nación, incluyendo a los ex presidentes envueltos en estos estos casos de sobornos, quienes aún no han sido condenados y como sucede en la Republica Dominicana, los fiscales se emplean a fondos por construir expedientes creíbles, capaz de imponerse ante unos tribunales críticos, fundamentados en la presentación de las pruebas. 

La “Incapacidad Moral Permanente” argumento con el cual se destituyó a este último presidente, como concepto expresa una debilidad ética para seguir administrando los fondos públicos. Se trata de un viejo expediente instrumentado desde los tiempos en que Vizcarra había sido alcalde de su pueblo natal, en conversaciones grabadas se le pilla siendo objeto de sobornos para la aprobación de obras de construcción aprobada por la alcaldía. 

Según el sistema Unicameral el Presidente que no cuente con una mayoría en la Cámara legislativa en Perú compuesta por 130 legisladores corre el riesgo del cuestionamiento sistemático, tal como aconteció ahora, después de varios intentos en las elecciones para alcanzar un número significativo, a través de alianzas con otras fuerzas políticas, las cuales acabaron adversando al mandatario saliente. 

Perú comparte con Brasil y Venezuela este modelo legislativo, en el RD, en cambio la discusión no gira en la modificación de los dos poderes intermedios o de control, sino que se pretende alcanzar el escenario de la judialización de la corrupción, como un mecanismo para frenar los constantes escándalos en la actividad política dese el mismo comienzo del modelo democrático.

América Latina sigue muy enfrascada en salir adelante en el caso de la constructora Odebrecht y los casos de sobornos a funcionarios y presidentes, en uno más que en otros se avanza y en aquellos donde la cultura política actúa como un muro para la justicia la sanción moral colectiva se abre paso, impulsado nuevas reformas y construyendo una nueva experiencia, la cual sin duda servirá para evitar un deterioro de la actividad democrática.

Perú salta nueva vez al Radar de la Corrupción con el desalojo de otro Presidente en una lista a la que otros deberán agregarse, si se considera la simplicidad con la cual el Poder Legislativo echan fuera de la Casa de Pizarro a los presidentes seducidos por el lucro y la fortuna, un mal de difícil extirpación en estas tierras de promisión. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba