Comentarios Recientes

0
John Jairo Cruz Báez

John Jairo Cruz Báez


Ortografía de las expresiones de los números; hora y fecha 2-2


  • 02.03.2020 - 12:00 am

2 de 2

En el caso de las veinticuatro horas, para indicarlas, se utiliza los números del 0 al 23, o los numerales cardinales que corresponde (cero, una, dos..., etc.). En este caso se presenta la ventaja de que a cada hora le corresponde un número distinto, por lo que, el no haber ambigüedad, no se requieren precisiones adicionales. Este modelo en cifras se expresa y se usa con preferencia en contextos en los que se requiere especial precisión: Tomó posesión del cargo de presidente de la República a las 20:45 h. Este sistema es el más adecuado para la expresión de cifras de intervalos unidos con guión: El horario de trabajo del Ministerio Público es de 8:00-16:30.

Es recomendable expresar la hora utilizando bien las palabras, bien cifras, sin mezclar ambas: las diez de la noche o las 22:00. Por eso, una expresión combinada como las 6 de la tarde, aunque no incorrecta, se considera menos recomendable que cualquiera de las anteriores.

La fecha es un recurso utilizado por todos en la redacción de cualquier texto, en un determinado tiempo calendario. En el caso nuestro, utilizamos tres anclajes temporales fundamentales básicos: el día, el mes y el año.

El modelo de orden ascendente es el recomendable a la hora de redactar cualquier documento, ya que es el modelo utilizado en la mayoría del concierto de naciones a nivel internacional, además de ser el modelo tradicional y más generalizado en los países hispanohablantes a fin de mantener la unidad del idioma de Cervantes.

El modelo ascendente expresa en primer lugar el día, seguido del mes y el año: 27 de febrero de 1844, 27.2.1844.

En países como Estados Unidos de América-y en algunas de sus áreas de influencia- como es el caso de República Dominicana y otros países vecinos, coloca en primer lugar el mes, seguido del día y después el año: julio 4 de 1776, 7.4.1776. Aunque este modelo tiene cierto uso en Hispanoamérica, se desaconseja su empleo en español, que hoy es achacable a la influencia que ejerce el idioma inglés en América Latina. Esto presenta un problema, y que, en fechas inferiores o iguales al día doce de cada mes, su interpretación puede estar sujeta a interpretaciones confusas, por ser esta ambigua, por estar los hispanohablantes más acostumbrados al modelo ascendente. Por ejemplo, una fecha como 2.11.2019, que a la luz de este modelo remitiría al once de febrero de dos mil diecinueve, sería interpretada por muchos hispanohablantes como el dos de noviembre de dos mil diecinueve, con el riesgo mayúsculo de malentendidos.

El modelo de orden descendente, en el que aparece en primer lugar el año, seguido del mes y el día, es el recomendado por la norma ISO 8601, que establece el formato de intercambio de fechas expresadas en cifras en documentos de carácter científico o técnico de circulación internacional: 2018/11/21 (21 de noviembre de 2018). Mientras que este modelo de orden descendente recomendado por la norma ISO se escribe con cifras, se pueden utilizar palabras y cifras combinadas, siendo este el sistema más utilizado en los textos, donde el día y el año se escriben con números arábigos: 14 de enero de 2020. Cada uno de los elementos que componen la fecha deben separarse utilizando la preposición -de-.

Muchas veces se utilizan abreviaturas para colocar fechas, estas pueden escribirse utilizando barras, guiones o puntos, sin dejar espacios en blanco: 9/9/1962; 9-9-1962; 9.9.1962. Cabe destacar, que es desaconsejable utilizar signos para marcar las fechas; 1, 999, 2,018, 2.2020, al igual que cuando el número que indica el mes o el día es inferior a diez, se recomienda no utilizar el cero, salvo que sea necesario por razones técnicas (por ejemplo, en formularios informatizados) o de seguridad ( para vitar alteraciones en la fecha de documentos bancarios, corporativos o jurídicos); así, en usos comunes es preferible escribir 2/2/2020, que 02/02/2020.

En la redacción de cartas y documentos, si se antepone el lugar o el día de la semana en que se escribe el texto, la fecha se separa mediante el uso de la coma: Santiago, 10 de febrero de 2020; Lunes, 10 de febrero de 2020.

El autor es docente del área de Lengua Española. Estudiante de Derecho de la PUCMM, Santiago.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba