Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Normalizar la rutina de la “covidianidad”


  • 07.01.2021 - 12:00 am

La “covidianidad” ha sustituido la cotidianidad pre Covid. La rutina diaria de la gente se enmarca en las nuevas normas que ha impuesto el coronavirus. Esas rutinas están determinadas por un estado de emergencia que se aplica mediante un toque de queda que ha significado un nuevo horario laboral y de vida, con un alto nivel de confinamiento para la gran mayoría de la gente. Asimismo las normas prudenciales del protocolo sanitario encierra las rutinas del uso de las mascarillas, el lavado de las manos y el mantenerse a distancia de los otros.

Esas nuevas rutinas se complementan con las medidas para fortalecer el sistema hospitalario en cuanto a disponibilidad de camas, unidades UCI y de ventilación artificial para darle mejor atención a los afectados por la enfermedad. Esas facilidades se complementan con otra nueva rutina de la “cotidianidad”, tal como lo es la estructura de información y de mensajes para fortalecer la capacidad de inducción y de persuasión de la gente por parte de las autoridades responsables de hacer cumplir las normas restrictivas y los protocolos sanitarios.

Esas nuevas rutinas que ha definido la nueva “covidianidad” deben asimilarse y cumplirse por la mayoría de la población, para hacer efectivo el combate de la pandemia en nuestro país. Las autoridades no deben flaquear y por el contrario deben operar con el mayor cuidado, dedicación y efectividad de modo que la “covidianidad” sea la nueva cotidianidad, al menos hasta que el coro­navirus esté controlado en más de un 90% en toda la población. Esa es la actitud y el comportamiento que deben mantener los funcionarios y demás autoridades que les toca consolidar en la población la nueva “covidianidad”.

Es necesario que se ponga énfasis en esa línea de trabajo público, sobre todo en estos tiempos previos a la aplicación de la vacuna, que se supone que significará que llegaremos a la luz al final del túnel. Todos los que intervienen en la nueva cotidianidad, deben mantener la guardia en alto, para crear un estado de ánimo cónsono con la necesidad de que la población acate y cumpla las nuevas rutinas de vida.

Para los que se desvían de las nuevas normas prudenciales, que son la minoría, debe mantenerse las medidas restrictivas, así como las sanciones a los violadores. El gobierno ha hecho grandes sacrificios económicos fortaleciendo los programas sociales para mitigar los daños económicos de la pandemia a los sectores más vulnerables y perjudicados, aunque se entiende que otros sectores seguirán sufriendo los rigores de la pandemia.

Ante esa situación debe primar la conducta racional y de prudencia, para contribuir con la solución posible ante un fenómeno que como el coronavirus se ha traducido en un ataque y una amenaza para el planeta y toda la humanidad.

¡Qué las autoridades sean eficaces y la gente paciente!

TEMAS RELACIONADOS


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba