Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


¿Normalidad de qué?


  • 01.12.2020 - 12:00 am

Nuevas acciones nos convencen de que estamos enloqueciendo, pasada la primera ola de la pandemia, a nivel mundial, la gente empezó a actuar como si no le importara el contagio y lo peor de todo es que, en cualquier parte del mundo como si de un patrón se tratara, se actúa igual.

Se acusa, al menos aparentemente, una necia indiferencia otorgando a la gente libre albedrío de ir y venir, parece que no son suficientes los reportes diarios que indican que el virus se ha disparado.

Leyendo noticias como estas, habrá que pensar que en este país como en otras partes del mundo, se ha perdido la perspectiva sobre el COVID-19:

“Las líneas aéreas, Migración, Aduanas, Aerodom, Departamento Aeroportuario y los diferentes organismos policiales y militares, se disponen para recibir a los miles de pasajeros que llegan al país en el mes de diciembre, especialmente dominicanos ausentes”.

Es como si se pusieran de acuerdo para dejar que la gente actúe libre de imposiciones, habrá que suponer que serán derogados los decretos que establecen toques de queda y otras restricciones, porque a viva voz se empieza a dar la bienvenida al período navideño como se hacía cada año, antes de la pandemia.

Debemos prepararnos para pasadas las festividades, recibir estadísticas que superarán en mucho las actuales que ya son números rojos.

Si se espera en el país a dominicanos residentes en Nueva York, deberían enterarse de esto:

“Nuevas restricciones comenzaron este miércoles en zonas de esta ciudad donde han aumentado los pacientes de COVID-19, entre ellas Washington Heights, donde reside una gran cantidad de dominicanos.

Las restricciones amarillas y naranjas afectan comercios de docenas de inmigrantes quisqueyanos, en su mayoría restaurantes de distintos sectores los cuales deben cerrar a las 10:00 de la noche”.

Igualmente si se piensa en dominicanos residentes en Europa, debería previamente  considerarse la situación crítica que padece la mayoría de países europeos, con la segunda embestida del COVID.

España, Italia, Francia, Alemania y otros donde igualmente conviven muchos dominicanos, enfrentan una crucial oleada de contagios y muertes, en España por ejemplo, desde inicio del verano, finalizado al estado de alarma tratando de que el país volviera a la normalidad y salvar el “intocable” éxodo de las vacaciones, España pasó a ser el primer país de la Unión Europea en superar el millón de infectados.

Ahora se habla aquí de salvar las navidades y cualquiera con dos dedos de frente, se preguntará si no es más importante tener por delante muchas navidades sin retar la adversidad que indudablemente traerá consigo el desenfreno de miles de personas transitando sin control.

Será duro no poder estar junto a la familia, igualmente entendemos la preocupación por la economía del país, peor sería sin embargo, hacer de oídos sordos y como si no pasara nada, continuar actuando bajo una supuesta normalidad que indefectiblemente se convertirá en un bumerang.   

¿Será que por emborracharse en nochebuena se echará a perder el futuro de la mayoría? Retornemos a la cordura, la familia dominicana lo merece, han sido muchas las muertes, demasiado dolor, hay que tomar el mando y actuar.

El gobierno tiene la palabra, la situación no es para improvisar ni para decir “digo” cuando se quiere decir “Diego”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba