Comentarios Recientes

0
Fundación Autismo en Marcha

Fundación Autismo en Marcha


No existe familia perfecta


  • 14.07.2020 - 12:00 am

De todos los recursos que nuestros hijos e hijas, con y sin Autismo, necesitan ahora, en el presente; mañana, en el futuro cercano y pasado mañana y en un futuro más allá, el más importante es: una familia con quien contar. En familia crecemos, aprendemos a relacionarnos con los demás, a ser quienes somos y, donde nos sentimos respetados y amados y aprendemos a querer lo que somos. 

No existen familias perfectas. La perfección puede convertirse en una fantasía frustrante que nos paraliza como personas y como grupo. Si en lugar de intentar ser una familia perfecta buscamos reconocernos en nuestras limitaciones, fortalecer nuestros vínculos y ser simplemente una familia, los resultados serán mejores y más gozosos.

Para muchas familias el nacimiento de un hijo o una hija con Autismo ha sido un terremoto o un alud, y al contrario de lo que podríamos pensar, no los aplastó sino que los hizo fuertes porque los hizo flexibles. Una familia fuerte no es una familia rígida ni controladora. Es una familia en la que la armonía es más importante que el orden, y eso permite que todos se expresen con libertad porque se sienten escuchados, esa familia donde todos tienen un lugar igualmente importante, creando un equilibrio en el que las necesidades de uno es la preocupación de todos. 

Por la importancia de la familia en la vida de una persona con Autismo existe la necesidad de crear una relación de cooperación y colaboración entre la familia y los profesionales que asisten a esa persona, por eso la familia debe ser empoderada y reconocidas sus capacidades y fortalezas para ayudarles en los desafíos que supone el Autismo en el núcleo familiar. Para ello hay que educar, comprometer, motivar, delegar, involucrar, fortalecer y muchos etcéteras más que nos llevan a una máxima: "Familias informadas promueven familias empoderadas". 

La intervención terapéutica y educativa es muy importante desde el punto de vista técnico para mejorar la calidad de vida de una persona con Autismo, pero no basta. hay que trabajar conjuntamente y llevar a cabo su intervención teniendo en cuenta los recursos aportados por la familia. El apoyo y orientación de los profesionales son primordiales para que los padres y madres puedan aprender a comprender y aceptar a su hijo o hija con la condición. Una vez que logran mirar el mundo a través de los ojos del niño con TEA es posible comprender en gran medida sus comportamientos.  Esta manera de ver las cosas lleva a las familias a enfocar mejor el tratamiento y a obtener un mejor resultado en el futuro. 

Las Familias nos enseñan a los terapeutas, educadores, cuidadores…, el modo de interpretar los sentimientos de su hijo o hija,  de este modo se posibilita la comprensión y se puede hacer que la incorporación de los distintos recursos existentes: centro educativo, centro de cuidado, espacios de terapia y talleres, sea más positiva. A su vez los distintos profesionales  deben ser sensibles y receptivos a estas enseñanzas, dispuestos a cambiar su percepción de la persona con autismo y entregados a mejorar su calidad de vida. En La Casa Azul creemos en eso y trabajamos por ello.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba