Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Navidad en emergencia


  • 25.11.2020 - 12:00 am

El Presidente Abinader solicitó nuevamente la prolongación del período de emergencia por otros 45 días a partir del 3 de diciembre cuando vence el presente estado de excepción. Eso significa que el pueblo dominicano deberá prepararse para pasar las festividades navideñas cumpliendo las medidas restrictivas que han establecido los gobiernos para tratar de controlar la pandemia del Covid-19, la cual ha mantenido en atención a nuestro país y al mundo.

Aunque las medidas restrictivas y la aplicación del protocolo sanitario han cumplido con hacer reducir los niveles de penetración del coronavirus, mantener el estado de emergencia y dichas medidas sanitarias y de control, es una necesidad que aprueba la mayoría de la población, de acuerdo a lo establecido por la más reciente encuesta Gallup.

En efecto, el 68.7 % está de acuerdo con el toque de queda, una de las medidas restrictivas para evitar la propagación del contagio en la población. Esa medida junto a las demás del protocolo sanitario como son: la distancia física o social, el lavado de las manos y el uso de las mascarillas, así como la aplicación de las pruebas diagnósticas del covid y la adecuación de las facilidades hospitalarias públicas y privadas, han surtido sus efectos positivos al hacer descender los índices de positividad de un 35% a un promedio de 11% en la actualidad, así como también el índice de letalidad que ahora se encuentra en un promedio de 1.8 %.

Con la prolongación del estado de emergencia el Gobierno dispondrá del marco jurídico necesario para restringir la movi­lidad de la población y el aglo­meramiento de grupos, con lo cual se mantienen las condiciones para el control de la enfermedad.

Para el período navideño todo ese contexto de control será desafiado por los grupos de personas que no solo intensifican su movilización en este período del año, sino que dicha época se presta para que se manifiesten en vía contraria los desaprensivos de escasa formación social y educativa, y que por lo general son propensos a la violación de todo tipo de norma de regulación, incluyendo las leyes y las propias autoridades, las cuales podrían ser desbordadas por la fuerza de los descompuestos.

Contribuye a esas tendencias antisociales, los agentes económicos afectados que realizan sus actividades en horas nocturnas y que en su mayoría se dedican a la entretención de la población. En ese orden, las autoridades sanitarias y del gobierno, deberían recurrir a prácticas de la “antigüedad” criolla, cuando las actividades de entretención, se realizaban en horario diurno y seminocturno, cosa que se pudiera coordinar con las asociaciones de empresarios de la economía nocturna. La modernidad muchas veces refuerza los patrones de la tradicionalidad.

En todo caso, las autoridades deben mantenerse en alerta respecto al desafío que significará el control del Covid-19 en Navidad.

¡Mantengamos, pues, la guardia en alto!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba