Comentarios Recientes

0
Rafael Baldayac

Rafael Baldayac


Montecristi pionera en diversidad cultural y arquitectónica


  • 03.07.2019 - 07:04 pm

La ciudad de Montecristi, no solo es conocida y apreciada por el Morro y sus riquezas naturales,  sino también por su diversidad cultural y arquitectónica. Sus  relevantes hechos históricos son exaltados con  monumentos que guardan de manera muy particular  la memoria heroica de este pueblo, pese al paso del tiempo.
   
Caminar por sus calles es viajar al pasado y recorrer la influencia francesa de una impresionante arquitectura. Montecristi exhibe un conjunto de residencias de estilo victoriano que revelan la bonanza económica de esta notable ciudad que tuvo su apogeo a finales del siglo XIX y principio del XX.
  
Su icónico reloj público es la muestra más representativa  de esa excepcional e imponente arquitectura, reflejo de un pasado lleno de prosperidad, igual que la Casa-Museo Máximo Gómez y  la Casa-Villa Doña Emilia, entre otros monumentos históricos.

13.- MONTECRISTI INSTALO PRIMER RELOJ EN UNA PLAZA PUBLICA DEL PAIS.  El reloj público es otro símbolo de identidad de la ciudad de Montecristi desde 1895, a través del cual el constructor de la famosa torre en París, Gustave Eiffel, dejó su huella en República Dominicana.
   
Según datos recientes publicados  por el ingeniero estadounidense Reuben Hull, en la revista oficial de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE), se le atribuye a Eiffel haber diseñado la torre del reloj de Montecristi, así como otros proyectos pocos conocidos.

Confirma que la construcción del reloj fue del venezolano Benigno Daniel Conde Vásquez, quien junto al Ayuntamiento de la ciudad recolectó fondos para su compra, señalando que también intervino el relojero Jean Paul Garnier en la fabricación de la  gigantesca estructura de hierro de 96 pies de altura, que había servido en la ciudad francesa de Saint- Germain-en-Laye.
   
Transportado desde Francia en el vapor “Lavinia”, fue llevado en carro de tranvía hasta su lugar original, el Parque Duarte- antigua Plaza de Armas- e instalado desde el 11 de marzo de 1895 siendo inaugurado el 29 de junio de ese mismo año.

En su inauguración estuvieron presentes el general dominicano Máximo Gómez y el apóstol cubano José Martí, quien expresó: “Este reloj marcará muy pronto la hora de redención de Cuba”.

Anterior al emblemático reloj de Montecristi, en el año de 1886, se había levantado uno sobre la torre o atalaya militar de la Fortaleza San Luis en Santiago por orden del entonces ministro del interior, Ulises Heureaux. Este antiguo reloj santiagués fue restaurado durante la primera invasión norteamericana de 1916.

14.- MONTECRISTEÑOS PRIMERO CON DIVERSIDAD CULTURAL Y ARQUITECTÓNICA. Uno de los monumentos más visitados es la Casa-Museo de Máximo Gómez, reliquia histórica recién restaurada. Aquí residía el Generalísimo Máximo Gómez y pernoctó José Martí en 1895 redactando el documento que proclamó la Independencia de Cuba, el famoso "Manifiesto de Montecristi".

José Martí en este  último viaje a Monte Cristi se quedó en la casa con Máximo Gómez durante dos meses, estancia en que escribieron y firmaron el “Manifiesto de Montecristi” exponiendo las ideas que inspiró la guerra independentista cubana contra España.  
   
Esta resolución se firmó el 25 de marzo de 1895 durante las últimas reuniones de los patriotas que les acompañaron en esa gesta. Gómez, Martí y otros tres hombres partieron de Monte Cristi hacia Cuba para luchar por la libertad del país antillano, aunque algunos afirman que la guerra no fue contra España, sino contra el régimen colonial de tres siglos que había existido en Cuba.
   
La casa fue construida en el siglo XIX. Una casa típica de madera con techo a dos aguas. Máximo Gómez la compró el 22 de noviembre de 1888 por 400 pesos (Reales mexicanos) a Cayetana Portes.  Hoy  se conoce como “Casa-Museo Máximo Gómez” mostrando al público documentos importantes, así como objetos históricos y personales que pertenecieron a José Martí y Máximo Gómez, incluyendo una réplica del machete utilizado durante las peleas en Cuba.

15.- CASA “VILLA DOÑA EMILIA” DE LA ACAUDALADA FAMILIA RODRÍGUEZ-JIMÉNEZ. Esta casa con un gran valor histórico y arquitectónico  llega en 1895 a Montecristi importada desde Francia, en piezas prefabricadas con estilo Victoriano, correspondiente al segundo Imperio Francés. 

Doña Emilia Jiménes Pereyra viuda Rodríguez, fue una notable munícipe que contribuyó con el  floreciente período de prosperidad de la región, junto a su hermano el presidente de la República, Juan Isidro Jiménez (1899-1902).

(El presidente Jimenes se casó en 1874 con María Josefa Domínguez Gómez, quien fue tía abuela del expresidente Hipólito Mejía Domínguez. Mientras que el abogado y político Guillermo Moreno García es descendiente de Jimenes por parte paterna).
   
Era esposa de Rafael Rodríguez Camargo, figura histórica ligada a la gesta de la Restauración de la República, quien contribuyó con la instalación del primer ferrocarril, vestigio de la época de esplendor de Montecristi, calificada como la “Era del Campeche”.
La residencia quedó en manos de Petán Trujillo mediante una venta forzada durante la férrea tiranía trujillista. Allí se perdieron valiosísimas piezas y elementos decorativos originales, registrándose así el primer acto de saqueo a la hermosa y ornamentada Villa. Tras la muerte del dictador paso al Estado Dominicano, sirviendo de Palacio de Justicia hasta 1990.

Ubicada frente a su contemporáneo Reloj Público y al cuasi nonagenario Club del Comercio, en la calle Duarte, fue declarada “Monumento Nacional” por su extraordinaria significación histórica y arquitectónica, patrimonio cultural que aún permanece sometido al abandono y al saqueo por los gobiernos de turno.

Continuará….
 
 

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba