Comentarios Recientes

0
Samuel Reyes

Samuel Reyes


Mitos sobre los colegios privados (I)


  • 15.11.2019 - 06:48 pm

Hace varios años el Ministro de Educación de turno invitó a directores representativos de colegios privados del país a participar en una reunión en el local del Ministerio de Educación en Santo Domingo. 

Ante su selecto auditorio el entonces ministro pronunció las palabras que no entenderemos nunca sin corromper nuestra mente: Los colegios privados son un negocio y no necesitan fondos del gobierno. El mito acuñado por el ministro no es nuevo porque ha sido seguido a pies juntillas por décadas por los incumbentes del MINERD y otros funcionarios y empleados del más bajo nivel burocrático. 

Esta política es un error craso, porque el incentivo a las empresas es una de las razones de ser del Estado democrático. 

Los colegios privados vistos desde la perspectiva de los negocios son parte del Producto Interno Bruto más deseable en toda nación porque laboran con excelencia y competitividad en la preparación preuniversitaria del mejor recurso humano del país, porque los estudiantes de los colegios alimentan en su mayoría a nuestras universidades e Institutos de Educación Superior. 

Otro mito es en cuanto a la rentabilidad: el peor negocio para hacer inversión son los colegios privados porque tienen una tasa de retorno de las más bajas de la economía. También tienen una competencia que ofrece el mismo tipo de servicio “gratuitamente”: el MINERD.   

Además, durante el año escolar la posibilidad de incrementar los ingresos es prácticamente nula dado que no pueden dar cabida a nuevos estudiantes a mitad del proceso. A esto se suma que la mayoría de los colegios están ocupados por debajo de su capacidad instalada. 

Si hay variación en la tasa del dólar o en las tasas de interés por financiamiento no pueden realizar ajustes oportunos porque el contrato es anual y el MINERD fija y regula el costo de la matrícula escolar. Estos aspectos hacen que los colegios privados no sea tan negocio sino más bien organizaciones sin fines de lucro, porque el lucro en forma general no se verifica. Sus dueños los mantienen por vocación y/o por no poder dedicar sus instalaciones a otra actividad.   

Estos “negocios” reciben sus ingresos por diez meses y no por 12 meses. Es decir, no cobran por 2 meses, aunque siguen operando con sus costos fijos de la nómina de empleados, seguridad social, los impuestos, servicios de agua, luz y teléfono, construcciones reparación y mantenimiento de las edificaciones, reparación y compra de mobiliarios, equipos y materiales, capacitaciones, seguridad, combustibles, agua potable, costo de la promoción y publicidad, entre otros. 

Según estimamos, los colegios aportan al fisco mensualmente unos RD$700 millones: RD$400 millones a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS); así como RD$40 millones por el ITBIS; RD$100 millones por el anticipo; RD$150 millones por el impuesto sobre la renta (ISR) y RD$30 millones al Infotep. Además, generan miles de empleos decentes y tienen una inversión en los planteles de cientos de miles de millones de pesos. 

Es un mito, los colegios no son lucrativos, antes bien, se sostienen por la dedicación y esfuerzo de gente que contribuye cuantiosamente a la nación.    


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba