Comentarios Recientes

0
Luciano Filpo

Luciano Filpo


Marcio Veloz Maggiolo


  • 16.04.2021 - 12:00 am

El covid-19 apaga la el covid-19 apaga la limpiada pluma de uno de los escritores más versátiles e intérprete de la construcción del dominicano de su proceso de identidad, así como la odisea que ha transitado este pueblo desde los grupos originarios taínos, igneris, macorix, hasta el presente. Ha partido el gran escritor local Marcio Veloz Maggiolo novelista, ensayista, historiador, antropólogo, poeta, humanista y un luchador de la democracia.

Fue un militante coherente de la democracia en un país donde el autoritarismo es una expresión cultural que se refleja en el modus vivendi del dominicano: autores como Antonio Gramsci y Eric Hobsbawn escriben acerca del papel de los intelectuales en la sociedad, de su compromiso social, de su rol militante al lado de la verdad, acompañando las causas de las mayorías marginadas o interpretando los entuertos y vericuetos de la sociedad. Estos autores abordan el intelectual de servicio, quién va más allá del intelectual orgánico que se acomoda a las estructuras del poder a la interpretación pasiva de la realidad.

El intelectual orgánico produce sus interpretaciones acerca del mundo social y contribuye a la reproducción inalterada de la realidad. El novelista y escritor consagró su existencia a la promoción de las humanidades desde los fueros de la UASD y otras instancias sociales, trabajó en la ardua tarea de coadyuvar a la articulación teórica de la identidad dominicana.

Estudio con ahínco el proceso de identidad del pueblo dominicano, las manifestaciones raciales, intolerancia, autoritarismo y otros complejos atribuidos al dominicano y a lo dominicano. En su voluminosa obra Arqueología Prehistórica De La Isla De Santo Domingo estudia la evolución social de los pueblos originarios, su acervo cultural se mantiene diluido en el proceso de articulación de lo dominicano.

Veloz Maggiolo supera la esquemática explicación de la identidad dominicana montada sobre el trípode: europeo, africano y aborigen. Va más allá de la simple explicación étnica. Se involucra en la interpretación de una realidad dinámica, cambiante dialécticamente en armonía con los procesos que ocurren en la región. Dedicó cientos de páginas a la comprensión e ilustración de la presencia de una ideología racial en la cosmovisión del dominicano, la negación continua del pigmento racial negroide, el dominicano tiene el negro detrás de la oreja. Como el pueblo dominicano siendo mulato y negro se pretende blanco, reniega de sus raíces afrocaribeñas y antillanas y procura pensar y verse como blanco o similar.

Es lo que Frantz Fanon denomina en el Caribe Piel Negra Máscara Blanca. Este comportamiento es el reflejo de varios siglos de esclavitud, explotación y dominación blanca. También obedece a una narrativa racial que orienta la superación y el progreso junto a la etnia área nórdica o latina representada por el europeo. otro tema que abordo el escritor fallecido es la relación insular de dos naciones en una isla con comportamientos disímiles y con algunos conflictos históricos que han mediado la relación e interacción entre lo haitiano y lo dominicano. Una intelectualidad conservadora ha alimentado un sentimiento de animadversión entre los dos pueblos.

Se es tan dominicano en la medida que se es anti haitiano, prohispánico. Veloz Maggiolo analiza y explica estos comportamientos, estás reacciones contrarias a la tolerancia y la convivencia entre pueblos. Todo esto es reflejo de una sociedad patriarcal y tradicional que no asimila sus reales raíces étnico culturales. También este complejo cultural está relacionado con el autoritarismo político presente en la identidad dominicana. El despotismo y el militarismo han sido las formas de gobernar propia de la mayoría de quienes han ejercido el poder político desde la fundación de la república. Como intelectual y demócrata Veloz Maggiolo asumió una postura de crítica a la continua injerencia de Estados Unidos en el país y la región.

Escritos como La Vida No Tiene Nombre y De Abril En Adelante reflejan su postura de cuestionamiento desde la literatura frente al tío Sam. El autor en cuestión pudo observar los diferentes avatares del pueblo dominicano en la odisea de generar la democratización y fomentar la cultura democrática. Fue un militante de la sociedad civil, un maestro de las humanidades desde las aulas de la UASD, también se expresó a través de las bellas letras, versos románticos, nacionalistas y existencialistas. Abrazo la literatura de servicio como herramienta para sensibilizar a la sociedad acerca de temas enervantes del pueblo dominicano: racismo, autoritarismo, crisis institucional, personalismo, pesimismo... La partida de Maggiolo deja muchas improntas como las de continuar luchando por profundizar el proceso en cierne por democratizar e institucionalizar el país que dicho sea de paso se ha iniciado en los últimos meses. Se ha marchado un trabajador cultural, humanista e intelectual de servicio, quién orientó su pensamiento a contribuir a mejorar la vida democrática e institucional del país. Se ha perdido el escritor más prominente de la sociedad dominicana.

El autor es Dr. en Educación.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba