Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Manejo de crisis


  • 23.07.2020 - 12:00 am

La expectativa que crea las designaciones del nuevo gabinete que se encargará, junto al presidente electo, Luis Abinader, de encarar la gestión de go­bierno, hasta ahora ha respondido a lo que esperaba la ciudadanía inclinada al “cambio”. En ese sentido el proceso de escogencia de estos colaboradores públicos va bien y res­ponde a las expectativas. Así deberá culminar esta fase previa al inicio de la nueva administración.

No obstante, hay que advertir que esa nueva administración integrada en su mayoría por jóvenes bien formados y con experiencia válida, además de ser socialmente coherente al provenir de la clase media acomodada, se enfrentará a dos crisis de cuidado.  

La primera se refiere a la crisis del Covid que exige destreza, firmeza y eficacia desde el primer momento. De inmediato hay que darle solución a las acciones prioritarias como son: la gestión y adquisición en el mercado internacional de las pruebas PCR, que se ha convertido en un cuello de botella por su reducida disponibilidad, lo cual mantiene angustiada a la población que está pasando mucho trabajo para accesar a dicha prueba. 

Otras prioridades sanitarias son la disponibilidad de espacios y camas en los centros médicos, donde la población está confrontando serias dificultades por la falta de cupo;  y el desafío para que las autoridades hagan cumplir el protocolo sanitario, en particular frente a una parte de la población indisciplinada y necesitada.  

La otra gran área crítica es la economía, frente a la cual la nueva administración deberá emplearse a fondo para lograr reducir los efectos negativos de la quiebra de empresas y negocios, y la consecuente elevación del desempleo, con lo cual se agravarían los problemas de la población en materia de condiciones de vida. Situaciones que podrían ser aprovechadas por los manipuladores y generadores de “pobladas”.

Las crisis sanitaria y económica   exigen del nuevo gobierno la aplicación de una fina estrategia en manejo de crisis, sobre todo para un gobierno que ideológicamente se inscribe en la visión “liberal” que ha caracterizado al “perredeísmo” de donde procede doctrinalmente el nuevo gobierno, movimiento histórico que ha sido estigmatizado por sus contrarios como incapaz de manejar las crisis, por lo cual  no ha podido permanecer por mucho tiempo en el poder.  

De los 54 años  de gobiernos sucesores desde el 1966, el  movimiento autoritario y conservador ha sabido permanecer unos 42 años, mientras que los gobiernos liberales solo han podido estar en el poder durante unos 12 años. Por eso los ideales democráticos no han podido realizarse manteniéndose como una “ficción” en el país, mientras el paradigma autoritario se mantiene legitimado como esquema del ejercicio del poder.

Por esas razones el nuevo go­bierno deberá contar con aliados con experiencia de Estado en manejo de crisis, para que le ayuden a enfrentar la crisis del Covid y de la economía.   

Agradecimiento y aclaración

La familia Rodríguez González hizo extensivo su agradecimiento por la solidaridad expresada por diferentes sectores y personas amigas, por la recuperación de la salud del Dr. Príamo Rodríguez, Canciller de Utesa y Presidente de la Nueva Editora de La Información.

Al mismo tiempo aclaran que su estado actual es estable y de franca mejoría, según los médicos que le asisten en el Hospital Metropolitano de Santiago. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba