Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


Las transiciones producen cambios


  • 12.01.2021 - 12:00 am

Toda transición produce cambios y esos cambios crean sucesos; el libro de los Hechos nos presenta un escenario de transición, generado por una persecución que provocó la muerte del primer mártir cristiano seguido de una implacable persecución. Aunque el panorama se tornaba incierto, irónicamente estos hechos dieron paso a un período de transición en el cumplimiento de la salvación a los gentiles que contempla el propósito eterno.  

Esta dispensación abrió un abanico de posibilidades con relación a la salvación fuera de la base judía, al ser los creyentes obligados a abandonar a Jerusalén, provocando esto un evangelismo masivo con otras razas y grupos étnicos. Felipe se convierte en el primer evangelista a causa de la persecución, al predica a los samaritanos y lograr la conversión de un funcionario de Etiopia, logrando así cruzar las barreras raciales. 

Otro alcance que dio lugar esta persecución es que, personas de otras religiones, raza y cultura conocieran a Cristo y se unieran. También, este hecho permitió que, el centro de la actividad de la iglesia pasara a la ciudad de Antioquia (especial para la evangelización de los gentiles), de donde precisamente, se creó la palabra cristiano; lo que les costó a los judíos abandonar sus tradiciones y aceptar que la iglesia fuera de todos, y no solo para los judíos. 

En estos tiempos estamos presenciando un desorden mundial, obvio que no es producto solamente de la pandemia, pero sí, fue la detonante al desequilibrio en todos los niveles de los sistemas del mundo. Vemos a los poderosos jugar con la salud y la economía; sin embargo, Dios tiene el control del mundo, y como no, el destino de Su iglesia; todo está controlado por Él, sin embargo, nos toca a nosotros jugar nuestro rol como creyentes.  

En este sentido, el propósito no es quedarnos lamentándonos, ni sintiéndonos perseguidos por la muerte, sino que, así como los hermanos de la iglesia primitiva, aprovechemos el tiempo para continuar la obra con más denuedo; porque, a raíz de la persecución surgió el evangelismo lo que permitió la extensión del evangelio de Cristo. Si Dios está permitiendo todo esto, es porque hay una transición dentro de su propósito eterno. Quién sabe si para este tiempo Dios está provocando el cumplimiento de Romanos 8:19-23 la manifestación gloriosa de los hijos de Dios. Todos sabemos que estamos siendo ministrados, corregidos, redargüidos por el mismo Espíritu Santo.   

Podemos apreciar la actitud de la iglesia primitiva, donde ningún malestar, persecución ni muerte como ocurrió con algunos de ellos, limitó el poder y la pasión que tenían de predicar el evangelio de Jesucristo. Igual nosotros, no dejemos que tantas limitantes que tenemos de llegar a las personas nos detengan, más bien, pidamos al Señor que nos muestre las gamas de posibilidades y de estrategias que existen para predicar el evangelio; procurando siempre estar lleno del Espíritu Santo para poder edificar.    

Dios ha provisto los medios, por eso aumentó la ciencia, y podemos ver el crecimiento tecnológico a mediado del 2020, y en este 2021 la conectividad se acrecentará de manera vertiginosa, por tanto, es hora de sacarle provecho a la modalidad virtual, con programas cortos, precisos y apuntalados en Cristo y Su Palabra de gracia. Oremos, y pidamos al Señor sabiduría, quien nos dará conforme a Su voluntad el ser lleno de Su gracia.  

Él todo lo ha provisto, debido a que, el Evangelio no se puede detener, ya que, Su plan eterno es imparable, ahora bien, quienes serán los valientes de Cristo, los que no vean limitantes; así como esos hermanos de la iglesia primitiva, que aun despatriados y perseguidos a causa del evangelio, no dejaron de predicar a Cristo. Tenemos el cómo, solo es pedirle al Señor entendimiento y estrategia para llevarlo a cabo. Dios no es un Dios estático, precisamente, porque no estamos para perder tiempo, el tren del Señor va rápido y es necesario que lo abordemos sin mirar atrás. 

Si bien es cierto, la iglesia primitiva recibió la promesa y disfrutaban de la gracia, pero había un pueblo ajeno a esa promesa, aunque sí contemplada en el plan eterno, por tanto, para dar cumplimiento al mismo, Dios permite esta persecución con el objetivo de romper barreras y dar paso a que los gentiles conozcan a Cristo (en otros escritos vamos a ver todo el proceso y actores involucrados a este cumplimiento). Dios de ante mano ya había incluido a los gentiles para que sean injertados y adoptados como hijos Suyos por medio de Cristo. Aunque todos tienen que reconocer a Cristo como su Señor.  

Israel no reconoció ni aceptó a Jesús, además, persistió en la incredulidad y en el rechazo; por eso vemos en el AT a Dios hablar a Su pueblo, y a través de varios mensajes les hace ver su infidelidad  en Oseas 1 y 2. Pablo tocante al tema de la salvación a los gentiles evoca: “Como también en Oseas dice: Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, Y a la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente.” Romanos 9:25-26 

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa” Gálatas 3:28-29 

“y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.” Colosenses 3:10-11 

Las persecuciones, tragedias y hechos dramáticos generan cambios y ajustes; en este caso, la iglesia de Cristo está siendo movida a un nivel de conocimiento, de conciencia, de crecimiento, y de entendimiento en la Palabra. Nosotros como iglesia, no nos debe sorprender nada de lo que acontezca, pues ya el Señor nos lo ha advertido en Su Palabra acerca de esto. Más bien, en lo que tenemos que enfocarnos es estar firmes en Cristo, sabiendo que, cada vez que haya una remoción, es porque hay una transición que dará lugar al cumplimiento de un objetivo del plan eterno de Dios.   

Los acontecimientos ocurridos en la iglesia de Jerusalén, provocó la inclusión de la salvación a los gentiles, donde estamos todos aquellos que decidimos creer y entregar nuestras vidas a Cristo. Esta remoción produjo un cambio dramático en la fe, es decir, lo que había sido solo para los judíos ahora el Señor extiende Su gracia a los gentiles, haciendo un solo pueblo para Su gloria. La enseñanza de este escenario nos deja muy claro que todo lo que acontece al mundo es permitido por Él con propósito, porque todo tiene que ver con Su propósito eterno, lo que repercute a la iglesia de Cristo. Apliquemos este hecho a nuestro tiempo. ¿Qué transición está haciendo el Señor en estos tiempos?  ¿Los hermanos de la iglesia primitiva sabían el propósito de Dios, en ese momento de persecución? ¿En qué estoy contribuyendo al cumplimiento del plan de Dios?  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba