Comentarios Recientes

0
Fausto García

Fausto García


La vida es muy frágil...


  • 16.11.2020 - 12:00 am

“Siempre tengo algo por hacer, pues no tener nada que hacer, es algo por hacer¨. (Fausto García). 

El ser humano es el único animal, aunque racional que sabe que se va a morir, no obstante vive procurando ignorar tal realidad, o cuando no, sin darle importancia y por tanto vive creyendo que la vida no acaba.  Estos tiempos de la pandemia provocada por el Covid-19, de tantas personas cercanas próximas y también lejanas que fallecen a diario, nos hacen pensar en la alta fragilidad de la vida. Sabido es que los años tienen las tres (p): pasan, pesan y pisan.  Sin embargo, el aumento de los eventos múltiples de todo tipo que desencadenan en la muerte da a entender que no importan los años, pues de cualquier manera la vida que llegó termina, deja de ser, deja de existir, se acaba, deja de vivir, se extermina, concluye, y en fin, se va.  Así dije hace unos años (2015), y creo oportuno recordarlo en estos precisos momentos de tantos decesos por distintas causas. 

SE VA LA VIDA…

En primera o segunda fila

En primera o segunda clase

En primavera o verano

En el otoño o en invierno

Por la mañana, por la tarde

Por la noche o por la madrugada

Por el norte o por el sur

Por el este o por el oeste

Montada en tren o en bicicleta

A caballo o en carreta

Cuando menos lo espera

Cuando más distraído o entretenido está

Cuando cante o llore

Cuando sufra o se ría

Sin decir adiós o hasta luego

Sin avisar, sin cerrar ni abrir la puerta

Siendo embrión o recién nacido

Niño, adolescente, joven, adulto o anciano

Siendo sabio o inteligente

Culpable o inocente

Estando verde, alcojolado o amarrillo

Con la teta, la mamila o el biberón en la boca

Sumando o restando

Multiplicando o dividiendo

Cuando la estamos viviendo

Y cuando decimos que vamos a empezar a vivirla

Cuando sale la luna y las estrellas en la noche

Y cuando se oculta el Sol en el día

Ligera de equipaje

Con tan solo su ticket de abordaje

En caminos y carreteras

Sin detenerse en puertos ni fronteras

Sin hacer ni dejar camino

Tampoco estelas en la mar

Sin importar que la interroguen

Y por ende, sin tener que dar respuestas

Sin decir a donde va 

Y sin que nadie la pueda mandar a buscar

Con o sin zapatos o zapatillas

Con pies descalzos, y a veces en puntillas

Como viene. Sola

Sí, sola sin ninguna compañía

Y en fin, con ropa o sin ropa

Con traje casual, sport o formal, y a veces en pijamas.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba