Comentarios Recientes

0
Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel


La vida debe ser respetada y cuidada


  • 11.01.2020 - 12:00 am

Aquí nos referimos a la vida en un concepto bien amplio.

Queremos abarcar la vida vegetal, la vida animal y la vida humana como el compendio más perfecto de la obra del Creador, al hacernos a su imagen y semejanza, tal como lo consigna el libro del Génesis, en el Capt. 1, Ver. 26 cuando dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”.

Desde el hogar, la escuela y las iglesias tenemos el deber cívico de promover la idea del respeto por la vida en cualquiera de su manifestación.

Debemos enseñar a los niños el respeto por las plantas, porque son seres vivos que nos purifican el aire que respiramos.

Debemos enseñarles el respeto a los animales, porque además de ser seres vivos son superiores a las plantas, porque tienen la capacidad de sentir y padecer las agresiones de los humanos.

Pero sobre todo, debemos inculcarles el respeto por la vida humana, que Dios valora tanto que en su sabiduría infinita la protegió con el quinto mandamiento del Decálogo de la Ley Sagrada, que reza: “No Matarás”.

En la sociedad dominicana se ha introducido una sub-cultura de irrespeto por la vida.

¿Qué es una sub-cultura?

Antropológicamente es una desviación de una norma general basada en el principio más universal de la convivencia humana que reza: “No quieras para otro lo que no quisieras para ti”.

Creo que a nadie le gustaría que otro le quite la vida.

Podemos señalar como una sub-cultura muy peligrosa la mala práctica de los asesinatos sin juicio a manos de algunos miembros de la institución policial, los feminicidios, las muertes por accidentes de tránsito a causa de no respetar las normas que regulan el derecho a conducir un vehículo.

Otra práctica de una sub-cultura funesta es el sicariato y los ajustes de cuentas entre los narcotraficantes.

Las autoridades competentes tienen el gran reto de dedicarse a fondo para corregir estas desviaciones.

De igual manera las autoridades competentes tienen el gran reto de frenar la corrupción administrativa de los bienes del Estado, que a todos nos pertenecen.

Las autoridades tienen el gran reto de frenar estas malas prácticas a la vez que deben abrir procesos judiciales contra todos los funcionarios que han acumulado tantos bienes que no se pueden justificar a partir de los salarios que ganan.

Este año nos trae la gran oportunidad de que mediante un voto con conciencia cívica cada ciudadano se pueda convertir en un valioso agente de cambio.

La vida debe ser cuidada y respetada en cualquiera de sus formas, tanto la vegetal, la animal como la humana, por ser creada a imagen de Dios.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba