Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


La verdad oculta


  • 17.11.2020 - 12:00 am

Una verdad disfrazada es una grave mentira, disfrazada y camuflada, es una grave mentira. Un mentiroso es un hipócrita y charlatán con doble cara, que ejerce una dualidad como todo un farsante.

El desmedro del crisol de la honestidad refleja carencia  de seriedad, y de idoneidad. Este sujeto, el mentiroso, se siente inseguro y trae consigo alguna trama, confabulación, burlando la ética , y también erosiona el sentido de la disciplina traicionándose a sí mismo ya que ocultar una mentira es una infamia, traicionando la propia conciencia.

Cuando se sustenta con la razón y se manifiesta con la verdad, se extingue el temor del miedo, exhibiéndose el valor, flotando la seguridad como el colcho en el agua. 

Se pierde el nivel de la confianza, situación que se evalúa y se justifica como una falta de respeto y una fragilidad de referente  mentiroso, ya que en ocasiones una mentira puede ser una infame calumnia de caracteres inéditos e impredecibles,    así como de incalculables consecuencias de mendacidad engañosa, a sabiendas que es un fiasco ocultando las apariencias  individuales o realidades que son axiomas.

Cuando se pierde el don virtuoso de la credibilidad, se desinflan los valores morales y campea el delito, cayéndose el brillo de la personalidad al nivel de juntar las plumas de un ave en medio de un ventarrón o después de un remolino.

Debemos desde siempre, por nuestro bienestar y entorno familiar y en bien de la realidad que nos rodea, cuidar nuestra imagen, y deliberar pensando en los bemoles y consecuencias de nuestro hechos, que pueden gravitar verticalmente llenos de honroso orgullo que es el mejor legado para la posteridad, para los familiares, amigos y personas honestas que nos evalúan de manera sincera con la condición de que no sea difamatorio o se aloje vilezas, la envidia y no seamos verdaderos calumniadores como es disfrazar la verdad con mentiras.

El mentiroso hablador traiciona la verdad aparte de ser un impostor traiciona la verdad. Una falacia con mendicidades origina confusión y podría desarrollar escaldas de pronósticos inauditos, con proporciones incalculables a veces estas siendo azarosas y mortíferas, registrándose barbaridades.

Las redes ahora bombardean con inventos y diatribas y disfraces calumniadores, así como de forma tacita pero peyorativas, tienen permisos y licencias para falsear. Los bohemios y soñadores,  los enamorados , los políticos clientelitas y demagogos, los novelistas y escritores fabulistas, son magos especialistas camufladores y manipuladores con disfraz, tirando por la borda la ímproba verdad, no se excluyen los apasionados compositores  así como lo requiebros de enamorados para sustentar y confundir.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba