Comentarios Recientes

0
Juan Núñez Collado

Juan Núñez Collado


La sociedad dominicana necesita un pacto por el imperio de la Ley y una justicia independiente


  • 18.10.2019 - 06:09 pm

En Filosofía hay un principio que reza: “No hay un efecto que no tenga su causa”.

Si hacemos un análisis simple de todo lo que está ocurriendo en estos momentos en la sociedad dominicana, nos encontramos que tiene su raíz  u origen en la ausencia de la institucionalidad que necesitamos para la vida en sociedad de forma civilizada.
  
Los partidos políticos como asociaciones intermedias de la sociedad tienen que abandonar las malas prácticas de irrespetar la Constitución y las leyes al ejercer el poder.
   
El uso y abuso de los recursos del Estado para  imponer un candidato sobre otro, es una mala práctica que nos lleva más a la ley de la selva que a una forma civilizada de hacer política como un medio para alcanzar el Poder. Esta práctica viola el principio de la equidad.
   
Cuando los poderes del Estado se concentran en torno al  Primer Mandatario de la Nación, hay un gran riesgo de que se cometan abusos, ya que el ejercicio del Poder absoluto fácilmente cae en el lodo de la corrupción por falta de contrapeso de otros poderes.
   
Ahora parece que hay una nueva oportunidad para que ningún partido tenga mayoría absoluta en el Congreso, porque la historia política nuestra ha demostrado que cuando los partidos han tenido una mayoría aplastante no la han utilizado para la búsqueda del bien común  y reforzar la institucionalidad, sino más bien para hacer toda clase de diabluras para irrespetar la Constitución y querer perpetuarse en el Poder, olvidando que la alternabilidad en el ejercicio del Poder es muy saludable para que podamos tener una democracia  real y  no ficticia como ocurre en la actualidad, debido a una muy dañina concentración de todos los poderes del Estado en un solo partido.
   
Hoy estamos haciendo un llamado  vehemente por un pacto  por el  imperio de la ley y de una Justicia independiente.
   
Creo firmemente  que la fuerte crisis que nos afecta para vivir en una sociedad civilizada  se debe en gran medida a la falta de institucionalidad, a una gran concentración de todos los poderes del Estado en pocas manos y sobre todo a la ausencia de una Justicia independiente que dé a cada uno lo que le pertenece sin mirar a su rostro y menos a su afiliación política o a su status social.
   
Hago un llamado a los poderes fácticos, como son las asociaciones empresariales, sindicales y a las Iglesias a que exijan respeto a la Constitución y las leyes y clamen por una Justicia independiente que norme la vida en sociedad como única garantía de paz y bienestar para el pueblo dominicano.
   
Los arreglos al margen del respeto a la Constitución y las leyes no resolverán el problema del caos al que nos encaminamos, de seguir transitando el peligroso sendero de la anomía,  donde en la sociedad dominicana   nada es nada y a los que ostentan el Poder todos los sectores le sonríen cuando más bien deberíamos  llorar por lo que nos caerá  a todos encima si seguimos por el camino torcido y  tortuoso del irrespeto a la Constitución y las leyes.



 

Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba