Comentarios Recientes

0
Fausto García

Fausto García


La SCJ es la más morosa del Poder Judicial (1 de 2)


  • 27.01.2020 - 12:00 am

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García) 

En nuestro país, los dos principales exponentes del poder judicial son el presidente de la Suprema Corte de Justicia y el Procurador General de la República, y aunque parezca absurdo, -pero lo permite el sistema estructurado- por años y en la actualidad, ambos son importantes exponentes del partido de gobierno. 

A raíz de los últimos nombramientos en las altas cortes, se estrenó en el cargo de presidente de la SCJ el magistrado Luis Henry Molina Peña, quien el día 7 de los corrientes dio su discurso con motivo del día del Poder Judicial. El mismo “detalló los alcances de Visión Justicia 20/24, la estrategia que demarca las soluciones a las problemáticas del sistema, contemplando la reducción de la mora judicial, el acceso digno, la respuesta oportuna y eficiente, la transparencia del sistema y la protección a personas en condición de vulnerabilidad. “No es posible que ciudadanos y ciudadanas tengan la vida suspendida, porque no sale una decisión de los tribunales. O que un derecho personal o económico sea vulnerado porque las medidas de urgencia para protegerlo estén en retardo”, declaró. Llamó a limitar con firmeza y decisión las maniobras dilatorias injustificadas que retardan los procesos judiciales y aplicar mecanismos administrativos y hasta trabajar en horario extendido para acabar con la mora judicial. En ese sentido, informó que la Suprema Corte de Justicia tiene 18,357 casos pendientes de resolución y anunció que asumirá de inmediato los casos de mayor antigüedad, y de inmediato se encargará personalmente de los expedientes de la primera década de este siglo. (Noticias del portal del poder judicial) 

Lo dicho por el magistrado Molina no es nada nuevo, nuestra justicia cada vez es más lenta, más morosa, y lamentablemente la más morosa (la más mala paga) es la SCJ y todos lo sabemos, pero de esto último nadie habla al menos en público, pues aquí hay mucho miedo y cada uno lo que busca es salvarse el.  A título de ejemplo, el año pasado recibí dos sentencias de la SCJ de casos que tenían 12 y 13 años esperando fallo, y hay abogados que han recibo de 15 y 20 años.  De los dos míos, no existen a la fecha ni los nombres de las empresas involucradas, hace años desaparecieron.  

En el 2014, el Poder Judicial analizó las causas de aplazamientos en los tribunales civiles (primera instancia y cortes) destinado a determinar las principales causas que producen los reenvíos, y buscar las soluciones de rigor para corregir esa problemática. El estudio arrojó que todas esas jurisdicciones tienen como común denominador que la causa principal de aplazamientos es la prórroga para la comunicación de documentos. El estudio concluye sobre la necesidad de una normativa procesal civil moderna, en virtud de que la vigente está obsoleta. Asimismo, dice que los frecuentes aplazamientos, no solamente causan malestar al usuario de la justicia, sino que constituye una gran carga económica para el Poder Judicial.  

De esto hace 6 años y estamos más grave aún. A título de ejemplo reciente, tengo un expediente de mala práctica médica que tomó 10 años en primer grado, ahora está en apelación, donde con suerte y sin incidentes le doy 2, son 12, más 12 mínimo de la Suprema cuando llegue, son 24, y si la Suprema anula y envía a otra corte, son promedio 3 años más, para volver de nuevo a la Suprema, donde conservadoramente serian 13 más. En total, entonces tendríamos que mi cliente -a quien le extirparon una mama, no siendo realmente necesario- duraría 40 años para tener una sentencia definitiva en sus manos, a favor o en contra.  Para el momento del evento médico, tenía 40 años, más estos probables 40, serían 80.  La pregunta final entonces es ¿estaremos ella y yo vivos para esa probable fecha, y que haríamos ya con lo que llegásemos a cobrar como indemnización y honorarios si salimos finalmente gananciosos?  

No escuché el referido discurso ni tampoco lo he leído, al bajarlo en formato pdf a mi computador, le di a buscar el nombre o el apellido del anterior presidente el Dr. Mariano German Mejía, y no me salió de ninguna manera.  ¿Significa que el actual presidente no mencionó siquiera en su discurso al saliente presidente? ¿Tan malo lo hizo?  ¿Siendo del mismo partido de gobierno, no hizo nada nuevo ni bueno en la justicia que representó por más de una década? Ese señor no es mi amigo, ni le he tratado nunca de cerca, ni litigando nos encontramos nunca, pero si recuerdo que hizo varias cosas y varios intentos por hacer algo, y que se quejó varias veces del pobre presupuesto del poder judicial, lo cual, el actual de modo implícito le resta importancia.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba