Comentarios Recientes

0
Felipe de Js. Colón

Felipe de Js. Colón


La paz como camino de esperanza, según el Papa Francisco


  • 10.01.2020 - 12:00 am

Cada año el Santo Padre, Papa Francisco, propone un mensaje con motivo de la Jornada Mundial de la Paz, el titulo de este año es: “la paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica”. Contiene cinco subtemas. Ofrezco a mis fieles lectores un resumen, dando los tiempos actuales que golpean a la humanidad. 

El primero: La paz, camino de esperanza ante los obstáculos y las pruebas”. La paz como objeto de nuestra esperanza es un bien precioso, al que aspira toda la humanidad. La esperanza es una virtud que nos pone en camino, nos da alas para avanzar, incluso cuando los obstáculos parecen insuperables. Nuestra comunidad humanidad lleva, en la carne y en la memoria, los signos de las guerras y de los conflictos que se han producido, con una capacidad destructiva creciente, y que no dejan de afectar especialmente a los más pobres y los más débiles. El segundo subtema es la paz, camino de escucha basado en la memoria, en la solidaridad y en la fraternidad. Los Hibakusha, los sobrevivientes de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki, se encuentran entre quienes mantienen hoy viva la llama de la  conciencia colectiva, testificando a las generaciones venideras el honor de lo que sucedió en agosto de 1945 y el sufrimiento indescriptible que continúa hasta nuestros días.

El tercer tema aborda la necesaria reconciliación, para que surja la paz. Hay que abandonar el deseo de dominar a los demás y aprender a ver al otro como persona, como hijo de Dios, como hermano. 

Solo eligiendo el camino del respeto será posible romper la espiral de venganza y emprender el camino de la esperanza. El cuarto tema, es el cuidado que hemos de tener en la casa común que es la madre tierra, para la paz, hace falta emprender el camino de conversión ecológica. Al purificar la mente y  la mirada, nos lleva  a ver la creación de otra manera, valorando la generosidad del  Creador que nos dio la tierra y que nos recuerda la alegre esperanza del compartir. 

Y finalmente, se alcanza tanto cuanto se espera. El camino de la reconciliación requiere paciencia y confianza. La paz no se le logra si no se la espera. Creer en que el otro tiene nuestra misma necesidad de paz. En esto, podemos inspirarnos en el amor de Dios por cada uno de nosotros, un amor liberador, ilimitado, gratuito e incansable. 

El miedo a menudo es fuente de conflicto. La cultura del encuentro entre los hermanos rompe con la cultura de la amenaza. Hace que cada encuentro sea una posibilidad y un don del generoso amor de Dios. Recemos para que haya paz en los hogares, en los matrimonios, en las comunidades, entre todos los países. Que el Dos de la paz nos bendiga y venga en nuestra ayuda.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba