Comentarios Recientes

0
Vinicio Guzmán Luciano

Vinicio Guzmán Luciano


La hoja de vida de un ciudadano comprometido con la sociedad


  • 18.09.2020 - 11:01 am

El benemérito ciudadano Juan Guillermo Franco, es un profesional del Derecho del cual no se puede pasar desapercibido ni dejar de ser considerado por su hoja de vida como un servidor público que ha dedicado su tiempo al servicio de la sociedad dominicana, y en especial, de la hidalga, egregia e importante ciudad de desarrolo, Santiago.

Por la impronta que ha marcado Juan Guillermo en su trayectoria profesional y de servicio,  cualquier institución en el país, podría distinguirse teniendo a un gran ciudadano  que presente el background que presenta este hombre 

Graduado de la carrera de Derecho de la Pontificia Universidad Catolica Madre y Maestra (PUCMM).

Abogado Notario.

Además de ser un políglota, habla con fluidez el idioma Inglés y el Francés.

Poseedor de méritos por su labor incansable en distintas funciones en las diferentes instituciones donde ha ofrecido su servicio, no comprometiéndose con alguna bandera política, ha logrado alcanzar dichos méritos.

Profesor distinguido de la Pontificia Universidad Catolica madre y Maestra (PUCMM).

Regidor de la Sala Capitular de Santiago

 Embajador en Haití  

 Embajador en Francia 

 Embajador en Washington 

 Cónsul en New York 

Director General Administrativo de la Suprema Corte de Justicia en Santiago.

Entonces, se debe inferir que teniendo Juan Guillermo Franco este historial profesional, además de su sencilla personalidad y trato social, el país no puede darse el lujo de desperdiciar un talento formado con disciplina y compromiso social, el país no puede estar mirando para los lados buscando lo que no debe. 

El país tiene delante a un gran profesional para transitar el camino del saneamiento institucional que como la Junta Central Electoral lo necesita, en los momentos que dicha institución se tambalea como nunca por la falta de la pulcritud y credibilidad de sus funcionarios en pleno siglo XXI.

En el ya primer cuarto del siglo XXI, en la apertura de las puertas abiertas a la innovación, en el deterioro de los valores como la honestidad y la lealtad, en los albores de sinuosas intenciones de la hipocresía y en el levantamiento de la bandera de megalomanías y del pretencioso camino hacia apoderarse de las instituciones públicas como si fueran empresas personales, ante un mundo globalizado y en la búsqueda de la transparencia y confianza, se eleva el valor de un profesional que como Juan Guillermo Franco, debe ubicarse en la institución en que la vida pública ya no se puede ocultar en la privacidad de los que con irrespeto, cambian la fisonomía de la institucionalidad y deterioran los servicios sociales, convirtiéndolos en servicios individuales, donde solo se sirven ellos en sus bastardos deseos de egolatrías y de su miserable vacío existencial.   

Que como país no sigamos perdiendo la visión y misión de los trinitarios emancipadores de nuestro lar patrio, eligiendo a las personas equivocadas.  Vamos a adecentar y empezar a darle vida a la Junta Central Electoral, apoyando a un ciudadano que como Juan Guillermo Franco sea escogido como uno de los funcionarios jueces de dicha Junta Central Central, y así se acabe el inoportuno infortunio de una institución francamente diluida y desprestigiada como lo es la rectora de la vida política dominicana.  

Adelante, todavía se puede y lo mejor queda por venir. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba