Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


La gran prueba


  • 17.02.2021 - 12:00 am

La atención pública nacional está concentrada en el curso que va tomando la pandemia, y en este momento en la llegada de la primera partida de vacunas, con la cual se dará inicio al Plan Nacional de Vacunación que presentara el Gobierno al país.

La llegada de la vacuna en la noche de este pasado lunes se convirtió en un hito que aviva la gran expectativa de la población en torno al combate que libra el gobierno contra la pandemia del Covid-19. Ese momento simboliza el inicio de la gran prueba que tendrá que pasar la gestión del presente Gobierno.

Se espera que con la ejecución eficiente y organizada del Plan Nacional de Vacunación, el país pueda librar una batalla triunfal contra una pandemia que ha trastornado la vida normal de la economía y de las demás actividades que conforman la vida social de la nación, tal como ha ocurrido en muchas naciones del mundo.

De ser efectivo el plan de vacunación, el país podría retornar a la normalidad y consolidar el proceso de recuperación de la economía, sobre todo en los renglones más afectados como son la economía nocturna y de entretenimiento, la propia economía informal y en especial el turismo internacional, gran afectado por los efectos de la pandemia a nivel mundial.

De lograrse esas perspectivas, el gobierno saldrá airoso en su lucha contra la pandemia, al li­berar a la población de los daños que ha venido causando en la coyuntura de la “covidianidad”. De ahí en adelante el gobierno podrá concentrarse en el objetivo de la “revolución educativa” que la pandemia viene auspiciando al obligar al sistema escolar asimilar una nueva metodología basada en la virtualidad y el uso intensivo de la tecnología educativa, todo lo cual augura una educación nacional de mayor nivel de calidad.

Asimismo, el gobierno podrá profundizar en su empeño por estimular a los sectores productivos de las mipymes, Zonas Francas, Turismo y agropecuaria, con la finalidad de fortalecer una economía exportadora, adicionándole un mayor valor agregado a la producción. De esa forma se dinamizaría la creación de empleos de mayor calidad y se crearían las condiciones para un mayor bienestar de la población.

Finalmente, tendría el Go­bierno la tranquilidad para propiciar las reformas institucionales que consoliden la democracia dominicana y una Justicia independiente, capaz de sostener e impulsar un régimen de consecuencias que eleve la condición ética y moral de los dominicanos, componentes éstos muy degradados por efecto de la cultura de la corrupción y la impunidad que se anidara en el país como consecuencia del régimen económico desregulado que impusiera la doctrina neoliberal en su perverso encuentro con la tradición autoritaria que aun mantiene como paradigma del ejercicio del poder el modelo caudillista y patrimonialista que nos legaran los regímenes autoritarios que hemos tenido.

La prueba del Covid podría ser, pues, la oportunidad para que el gobierno redondee la gestión del “buen gobierno”.

¡Qué el gobierno y sus autoridades se concentren en la va­cunación!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba