Comentarios Recientes

0
Ramón E. Durán

Ramón E. Durán


La estrepitosa derrota del PLD


  • 06.04.2020 - 12:00 am

Hasta el momento de escribir estas líneas hay dos temas que son  los  de mayor interés  en la vida de los dominicanos: El Coronavirus y los resultados de las pasadas elecciones municipales   con la inesperada  caída del partido oficial, aunque todas las encuestas vaticinaron muy certeramente   lo que iba a suceder en las urnas ese ´´fatídico´´  día 15 de marzo.

Se puede  afirmar que fue una estrepitosa caída del Partido de la Liberación Dominicana    porque hasta el último instante estos se mantuvieron  muy seguros de que ganarían las elecciones municipales convincentemente,   aunque    cotejando los votos a nivel  general   los partidos de la oposición no  obtuvieran  una ventaja  avasalladora,  pero   los oficialistas  perdieron   en las principales  cabeceras de provincias más  densamente  pobladas del país y  solo   triunfaron en 5   de las 32   que componen la división política de la nación, así el PRM, ganó  82 municipios, el PLD, 64 y los demás se lo repartieron entre el Partido Reformista, el PRD, el BIS y el PPC.

Quizás para que no cunda el pánico y se mantenga la tranquilidad entre sus  miembros y simpatizantes,  los dirigentes del Partido en el poder  tratan de minimizar el triunfo de la oposición. Para algunos analistas la derrota del oficialismo no pudo haber sido peor por la gran abstención que hubo  debido  al temor de ser contagiado con el COVID-19.

La participación en las urnas apenas  alcanzó el 49.13  por ciento de los electores inscritos  en el padrón electoral, lo que nunca había sucedido en un país tan politizado como el nuestro. Después de cada derrota en las urnas llega el pataleo   y la búsqueda de  culpables,   y todo apunta al pleito entre Danilo Medina y Leonel Fernández, quien al irse del partido por la ambición del Presidente Medina de  seguir gobernando posiblemente   catapultó la esperanza del PLD de   mantenerse en el poder  más allá del año 2020. 

Son muchos los que han emitidos sus juicios después de conocerse los resultados finales del recién pasado proceso electoral. Para algunos Leonel Fernández es el arquitecto de lo que en el futuro le espera al Partido de la  Liberación Dominicana,   porque   si es como sus  propios dirigentes   aseguraron,    los   resultados de  esas  elecciones serán  el preludio de lo que podría suceder el 17 de mayo.

 Entonces a partir del próximo 16 de agosto el  PLD  correrá   la misma suerte del Partido  Reformista Social Cristiano  y el Revolucionario Dominicano, por la obra maestra del ex presidente  Fernández,   ese  líder y maestro que no tiene padigma  y al cual  el maquiavélico de Joaquín Balaguer  no le daría ni por los tobillos.  

 Y es que  aunque en esas  elecciones   Leonel tuvo muy poco protagonismo,   logró su  objetivo contribuyendo de  manera indirecta a que el partido oficial  perdiera una gran cuota de poder. Según los seguidores de Vincho Castillo, personaje que es preferible tenerlo  a favor que en contra  ya que   no ´´ mojan´´ pero empapan  especulando,   el pasado 15 de marzo se produjo en las urnas un voto de castigo a la ´´arrogancia y prepotencia de la cúpula palaciega´´.    

Hay quienes consideran que la suspensión de las elecciones del pasado  16 de febrero, de las  que todos culpan al gobierno, aunque torpemente trataron  de involucrar a la oposición, al que   nadie le dio crédito y    las posteriores     protestas  de los jóvenes en la Plaza de la Bandera 

Fueron factores que influyeron en  el resultado final del proceso  para elegir alcaldes, directores y regidores. 

Algo que  debe ser  motivo de preocupación para los dirigentes del PLD es que las encuestas  fueron muy certeras en sus proyecciones para esas  elecciones municipales y esas mismas encuestadoras  son las que vaticinan que el candidato presidencial Luis Abinader  del  PRM, ganaría  en primera vuelta el próximo 17 de mayo. Es posible que estas elecciones no fueran  más polémicas,  sobre todo  con   la acostumbrada  compra de cédulas,   debido a  lo  supervigiladas  que estaban,   incluso por organismos internacionales.

Si  en la  campaña presidencial   la  oposición sabe   capitalizar  los resultados de  estas votaciones,      enarbolando  como bandera que Danilo Medina y Gonzalo Castillo aseguraron que quien las  ganara,  ganaba  en mayo, éstos  podrían obtener muy buen dividendo.

Pero también deben recordarle a los electores  que el propio Danilo afirmó que  la oposición no encontraría  palabras para excusarse frente a sus militantes y simpatizantes cuando los resultados    les fueran adversos, porque los mismos   serian  la antesala de la victoria de mayo, ahora  parece que son  ellos  los que no  encuentran hueco  para esconder la cabeza como el Avestruz.

En la actual coyuntura el oficialismo está a la defensiva y solamente lo salva un desliz que cometa la oposición haciendo variar la percepción de la gente y hemos podido notar que Luis Abinader,  en el  transcurso de la campaña, se ha manejado muy bien cuidándose de   no  repetir los   mismos  errores   del ex presidente  Hipólito Mejía en las elecciones presidenciales del año 2012.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba