Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


La cita cívica


  • 15.02.2020 - 12:00 am

Mañana el pueblo dominicano acudirá a la cita cívica para culminar con el proceso de las elecciones municipales, donde se escogerán los representantes del gobierno local. Las voces representativas de los diversos sectores políticos y de la Sociedad Civil esperan y exhortan a la población acudir en masa y en orden a los colegios electorales, donde se habrán de depositar los votos expresiones de la voluntad popular.

En ese sentido la jornada de mañana, no solo deberá transcurrir en orden y paz, sino que deberá significar un paso de avance de la democracia dominicana, la cual luego de 60 años aún se muestra vulnerable e institucionalmente débil por efecto de la vigencia de patrones culturales que persisten de la tradición autoritaria.

Mañana la población electoral deberá acudir a las urnas a depositar su decisión hecha votos y esa voluntad deberá expresarse en un ambiente de transparencia, libertad y limpieza, de modo que sean mínimas las expresiones de la voluntad fáctica y maliciosa que procuran empañar el certamen. Las elecciones municipales deberán ser limpias y ordenadas de manera que las autoridades electas sean legítimas y confiables, tal como lo anhela la comunidad nacional y también la comunidad internacional, las cuales estarán vigilantes a través de miles de observadores que podrán dictaminar la validez de esa manifestación democrática.

La democracia dominicana mañana debe dar una manifestación contundente de su avance y consolidación. Debe triunfar el orden cívico y los ciudadanos dispuestos a demostrar su vocación civilista por la libertad y la democracia. El pueblo y su voluntad deberán prevalecer sobre los residuos autoritarios del pasado.

Pero del certamen también deberán salir fortalecidos los partidos y las tres corrientes partidarias en que parece se dividirá la comunidad de partidos. La democracia se fundamenta en la voluntad del pueblo, a través de los partidos como instituciones políticas articuladoras del interés de la nación.

La fortaleza del sistema democrático de partidos también debe servir de base para fortalecer la institucionalidad democrática del Estado, haciendo vigentes los principios de la separación de los poderes, así como el principio de la alternancia de las élites políticas por las posiciones del Estado. En ese sentido deberán fortalecerse la JCE, el TSE y el TC, órganos constitucionales de gran incidencia en el ordenamiento democrático de la nación.

Todo eso está en juego en las elecciones municipales, las cuales deberán ser la antesala de las elecciones de mayo, donde el pueblo decidirá quienes serán las autoridades que conducirán los destinos de la nación a partir del 2020.

Existe un buen clima para unas elecciones municipales que además de elegir a los gobiernos locales, sirva de ejercicio cívico para preparar la cita de mayo, de donde la democracia deberá surgir más vigorosa, para que el crecimiento y desarrollo económico sustentable del país, sean acompañados por el desarrollo democrático de la nación.

Ciertamente el país, en los últimos 60 años, se ha transformado y son visibles los indicios del progreso físico y social, pero en materia política siguen vigentes los patrones autoritarios de pasado que son barreras para el avance de la institucionalidad democrática.

¡Las elecciones de mañana son una oportunidad de avance político!  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba