Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Institucionalizar: difícil tarea


  • 08.04.2021 - 12:00 am

Para un país como el nuestro la misión de institucionalizar el Estado dentro del marco del estado de derecho que encierra la Constitución y las leyes, constituye una acción ciclópea para lo cual no solo se requiere de la voluntad política del Presidente, sino de la firme y unitaria voluntad de la ciudadanía.    

Con la designación de una amplia comisión de notables por parte de la presidencia y cuya misión consiste en elaborar el modelo de órgano policial que habrá de orientar la anhelada “Reforma Policial”, como pieza estratégica para el Plan de Seguridad Ciudadana, el Presidente ha reiterado su firme voluntad de reformar la Policía Nacional.  

La Policía arrastra una cultura autoritaria de siglos que la ha convertido en un órgano del Estado para la represión y el crimen político en contra de la ciudadanía. De esa forma, la Policía se hizo una prolongación de todos los órganos represivos del Estado para sostener a gobernantes tiránicos y autoritarios.  

Esa mentalidad y cultura policiales se han ido reforzando con fenómenos contemporáneos y distorsionantes, tales como la co­rrupción, el narcotráfico y el crimen organizado, dentro del cual se da el sicariato. Esa evolución antiinstitucional se ha traducido en un gran descrédito y desconfianza, por la frecuencia con que varios de sus miembros se  ven involucrados en hechos que dañan su imagen.     

Ese es el caso del horrendo crimen, aún no esclarecido, de que fuera víctima la pareja de esposos pastores evangélicos, muertos en las cercanías de Villa Altagracia. El hecho no solo provocó la ira e indignación del Presidente de la República, sino de toda la comunidad nacional conmovida, al tiempo de coincidir con la decisión oficial de ejecutar un retiro masivo de oficiales de la institución y la decisión de conformar la Comisión para la Reforma Policial.

Sobre esa última decisión el mandatario, al juramentar a los comisionados, enfatizó que “reformará la PN cueste lo que cueste”, indicando con ello su firme decisión de que la esperada reforma de esa institución se haga una realidad. La sociedad dominicana espera contar con una policía moderna y profesionalizada, en capacidad de realizar una función pública en bien de la seguridad de la ciudadanía, y que recupere la credibilidad y la confianza.   

Los miembros de la “Comisión de Notables”, tiene la oportunidad en nombre de los amplios sectores ciudadanos, de concebir un nuevo modelo de organización policial adaptado a las necesidades nacionales, con una adecuada plataforma tecnológica y de logística; con un personal capacitado y entrenado en una academia de policías; debidamente compensado en lo económico; y con una clara estrategia de vinculación con la ciudadanía, para que ésta sirva de veedora y evaluadora del desempeño policial. 

La reforma policial es uno de los serios desafíos que ha de enfrentar la gestión de este gobierno, conjuntamente con lo de la Justicia y la Cámara de Cuentas independientes, para que la acción del gobierno enrumbe al país hacia la consolidación y fortalecimiento de la institucionalidad democrática del Estado dominicano. 

¡Qué no se desmaye en eso propósito!  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba