Comentarios Recientes

0
Fundación Autismo en Marcha

Fundación Autismo en Marcha


Incluimos al educar?


  • 18.03.2019 - 08:02 pm

Hace mucho que se habla de "educación inclusiva",  de hecho hace más de 30 años, pero a pesar de todo hay mucha gente que sigue hecha un lío y que no sabe bien si su centro educativo es de educación especial, si la educación es integradora o la educación inclusiva es lo que ofrece. Revisemos cada una.
  
Los centros de Educación Especial, siguen teniendo al alumno excluido de la mayoría de actividades sociales, no por un deseo negativo de los responsables, sino por la propia dinámica de la modalidad educativa. Se sigue trabajando los aspectos individuales, estando estos restringidos al entorno social en el que vive y habita la persona, es decir, que en la mayoría del tiempo está con otras personas con discapacidad.

Luego aparece la Educación Integradora, que es básicamente el llevar parte de los recursos del centro de educación especial al centro ordinario. Se crean aulas de integración, de forma que el alumno con diversidad funcional pueda compartir más momentos con el resto de alumnos, o se inserta al niño o niña con discapacidad en el aula regular del colegio, sin saber que hacer con su proceso educativo quedando a su libre albedrío y perdiendo toda posibilidad de aprendizaje; hasta su integración social con el resto del curso se ve deteriorada por conductas que no se adaptan al modelo de su grupo.
   
Actualmente, tanto los especialistas en educación especial como los de educación ordinaria, tienen cada vez más claro que una escuela mejor es posible. Y que la transformación hacia un modelo de Educación Inclusiva es un factor básico para el desarrollo social de los niños y niñas con diversidad funcional. Donde no es el alumno el que se adapta a las exigencias escolares, sino donde la escuela es un lugar de encuentro y de aprendizaje.
   
Pero que está ocurriendo en nuestra ciudad de Santiago? Tienen las directoras y profesoras de los colegios el real sentido de una Educación Inclusiva? Están capacitadas académicamente para recibir un alumno con TEA  o con otra discapacidad y adaptar el curriculum a las necesidades que presentan? Tienen la voluntad de incluirle o solo les mueven otros intereses sin importar su aprendizaje y rendimiento?
   
Reflexionar sobre estos puntos y otros tantos que limitan la inclusión educativa de niños y niñas con discapacidad nos permitirá cambiar las situaciones negativas con las que nos encontramos al evaluar los logros de objetivos al final de un año escolar
La falta de preocupación por las diferencias no es sólo una traba didáctica sino un atentado a la justicia. Hace años decía Bourdieu que “la indiferencia hacia las diferencias transforma las desigualdades iníciales en desigualdades de aprendizaje”. Si se exige por igual a quienes son de partida tan desiguales no se hace otra cosa que implantar institucionalmente la injusticia. Como en la escuela la actuación se dirige hacia un alumno tipo, los que no responden a él, se encuentran con dificultades de adaptación. No es la escuela la que se adapta a los niños sino éstos los que tienen que ajustarse al modelo que se propone o se impone en la escuela. Lo decimos no sólo por lo que respecta al aprendizaje de las materias sino a la forma de comportamiento y de relación.
   
Para que el centro educativo dé respuesta a las exigencias de la diversidad es necesario que se transforme el concepto,  no se trata de incluir por incluir sino de hacer por algo y para algo. Hay que romper los moldes de la escuela rígida y homogeneizadora.
   
También deben modificarse los requisitos: si se pretende desarrollar un currículum que tenga como presupuesto la atención a la diversidad, es preciso contar con aquellos medios que hagan posible una acción coherente. No engañar a las familias vendiendo programas y métodos que son buenos y válidos pero que no están aplicados por personal especializado.
   
Si la filosofía de la educación inclusiva llega al colegio teórica y prácticamente, se habrá ganado en la dimensión ética, mejorará la convivencia, y los aprendizajes serán más relevantes y significativos para todos y cada uno de los alumnos. Los mismos alumnos y alumnas serán conscientes de la diversidad sin que unos entiendan que son más o menos que los otros por ser como son.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba