Comentarios Recientes

0
Rafael Octavio Lantigua

Rafael Octavio Lantigua


Incertidumbres y veleidades conflictivas


  • 04.11.2019 - 01:56 pm

Máxima del príncipe Nicolas Maquiavelo: Divide y vencerás. El mesianismo, como cultura de ostentaciones  y de aplausos, con adulonería pasajera y efímera fama están plasmadas en la mente veloz y poder de cada macho o pichón de Trujillo vernáculo, o soñador de quimeras dominicanos.        

Desde la fundación de nuestra república, sabemos que parte de los fondos o subsidios que el Estado asigna a la JCE van a parar a los votantes, dizque para uso de la misma escampándose parte e la conquista de ellos, como por ejemplo, en ayuda de transporte, el cual esta etiquetado como una real compra de votos, lo que sirve de pretexto y excusa para los llamados fraudes y los famosos pataleos.
   

Lo mismo que, estos fenómenos, son retrancas y retrocesos en la economía dominicana, y la funcionalidad del Estado por ende. En medio de esa vorágine de incertidumbres el dólar va a un escalda alcista que incide y fomenta la inflación  y el costo de la vida, y también otro tema es el asunto de la bandera y su escudo que sirve rio revuelto para ganancia de pescadores como reza el refrán.
   

También incide en nuestra economía la brecha del presupuesto, lo que traerá consigo mas sacrificio ya que debe buscarse dinero prestado para cubrir el mismo, especialmente a los que tenemos un sueldo fijo. Se distrae el al público con chismes y demagogias e hipocresía.
Mientras tanto los gendarmes, y los timoratos, divierten con show mediáticos, la delincuencia y la miseria entre los pobres, va en aumento, y los extraeros, por otro lado se empoderan de la mendicidad, y la justica cautiva a las conveniencias, haciendo de la suya de acuerdo a sus intereses. Mientras esto sucede en nuestro país, brilla en su ausencia el referente moral del archi famoso Diógenes quien buscaba u hombre serio a plena luz del día con una lámpara encendida.

EL AUTOR ES AUTOR Y POETA


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba