Comentarios Recientes

0
Fundación Autismo en Marcha

Fundación Autismo en Marcha


Importancia de una evaluación temprana


  • 14.01.2020 - 12:00 am

Cuando una familia sospecha que uno de sus miembros tiene autismo lo primero que debe plantearse es la necesidad de realizar una evaluación lo antes posible. El objetivo de hacer una valoración diagnostica es iniciar una intervención temprana, porque esta es la forma en que ese niño o niña va a progresar de manera más importante.

Es fundamental aclarar que el autismo no se diagnostica a través de un análisis de sangre, una radiografía o un fondo de ojo, si no que se determina a través de un proceso de observación y análisis del comportamiento de la persona.

Para realizar esa evaluación existen varios protocolos, cuestionarios y escalas observacionales, jamás se debe hacer un diagnostico al ojo por ciento. No obstante, los resultados de estas pruebas no son definitivos, su objetivo no es ofrecer un nombre final, si no aportar información para que el resultado final sea lo más verdadero posible. 

Lo fundamental es que la evaluación que se realice sea de carácter multidisciplinario, es decir, deben intervenir tanto profesionales de la salud (neurólogos, psiquiatras, psicólogas, fonoaudiólogas) como de educación (psicopedagogos, psicomotricistas, logopedas, terapeutas ocupacionales…), así como los datos que pueda aportar la familia, son muy importantes.

Como sabemos, cada persona con un trastorno del espectro del autismo, TEA, es diferente, por lo que a cada uno se le debe valorar de manera distinta y ajustándonos a su edad, nivel, dificultades y capacidades. También es sumamente importante que el o la profesional que realice la valoración tenga formación y experiencia comprobadas, en el campo del Autismo y en el área profesional que trabaje.

En la mayoría de los casos la familia consulta con el pediatra sobre las dificultades que presenta su hijo para hablar, responder a su nombre, rechazar la alimentación o hacer berrinches. Corresponde a este profesional derivar el caso a un Neuropediatra o un Psiquiatra infantil, que luego de realizar una completa observación clínica , completará la evaluación con estudios específicos como Electroencefalograma, Tomografía, Potenciales Evocados.

Para evaluar la capacidad cognitiva, las conductas disruptivas y las habilidades sociales interviene el o la psicóloga, utilizando test estandarizados que medirán su neurodesarrollo en general estableciendo un diagnóstico, el cual debe ser reportado en un informe completo con los resultados obtenidos y dado por escrito a la familia. También debe orientar a la madre y al padre sobre los siguientes pasos a seguir, sobre la intervención más adecuada a llevar a cabo, así como de los recursos y servicios disponibles. Siendo también muy importante que el profesional quede a la disposición de la familia para resolver cualquier duda o cuestión que surja.

Corresponde también a los profesionales del resto del equipo hacer las observaciones y 

Pruebas de su área, por ejemplo la psicomotricista verificará las destrezas del movimiento y la fonoaudióloga determinara a través de pruebas audiométricas la capacidad auditiva, y su nivel del lenguaje con los test para tal fin.

Esta información sobre cómo se realiza un diagnóstico de TEA o trastorno del espectro de autismo, es una aproximación general, pues evidentemente el establecimiento de un diagnóstico de este tipo es bastante complejo en el que deben participar profesionales de diversa índole además de ser un proceso totalmente adaptado a cada persona.

                 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba