Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


Familia Rodríguez Castillo


  • 12.08.2020 - 12:00 am

Como parte de esta gran familia de articulistas del Periódico La Información; quiero expresar mis más sinceras condolencias a la familia Rodríguez González. Realmente las palabras se hacen escasas para expresarles mi sentir. Sin embargo, nuestro Dios siempre tiene la Palabra de consuelo que fortalece el alma en momentos tan difíciles como lo que ustedes, hermosa familia, están enfrentando. En verdad, es inimaginable lo que puede significar este momento para ustedes y para quienes lo conocíamos. En nombre del amor de nuestro Dios y con la ayuda del Espíritu Santo, daré lugar a la inspiración.  

“Porque el Señor no desecha para siempre; Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias;  Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres.” Lamentaciones 3:31-33  

Señora Ingrid González de Rodríguez, la satisfacción más grande es saber que usted fue  parte esencial en la vida de su esposo, el señor Príamo. Su amor lo sustentó en todos los momentos de su vida; su gran victoria se fundamentaba en saber que usted estaba para él; su apoyo incondicional lo fortalecía para continuar en el día a día;  su comprensión lo hacía invencible para proyectarse y lograr sus metas y alcanzar sus objetivos.  

Su dedicación lo hacía un héroe para no ver obstáculos, su soporte en todos los momentos de su trayectoria fue la columna que lo sustentaba para escalar sin que tenga límites. Por tanto, señora Ingrid, la partida de su esposo, aunque produce dolor ver su amado esposo irse, también, queda la gran satisfacción, el haber construido junto por tantos años, y el tener la familia sólida que construyeron, eso fortalece.  

En cada mérito del Señor Príamo, esta su esencia, señora Ingrid. En esos acostumbrados encuentros para compartir y celebrar la vida de Don Príamo, el año pasado, al tomar el micrófono, usted dio gracias a Dios por la vida de él y evocó la siguiente frase que definía que ustedes, no eran dos, sino uno: “Una vida en pos siempre de un nuevo sueño, de un nuevo ideal”. Confluencia que no será la última, sino el inicio de otros grandes encuentros memoriales,  con la misma sencillez que la caracteriza y en ambiente natural y acogedor que lo hace único.  

“Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.” Salmo 73:26  

A ustedes, hijos: Frank, Lilly, María, Jesús y Melania Rodríguez González, siéntanse orgullo porque fueron su más preciado tesoro, representaban el trampolín que lo impulsaba a enfrentar la vida sin temor al fracaso; ustedes sus hijos amados, eran la inspiración para guardar su testimonio, de cuidar sus pasos y de verse como un gigante solo para que continúen y recorrieran el camino trillado por él. Cada uno fue muy especial para su padre; solo recuérdenlo, y piensen lo que significó para su vida, los valores que les inculcó, los grandes sueños que le impulsaban a vivir, para que ustedes continúen su legado, y tomen la antorcha. El sueño de su padre siempre fue “construir una República Dominicana mejor a través de la educación, salud, comunicación y la cultura”  

Imaginen los sueños que tuvo con ustedes, la inspiración y la fuerza de sostenibilidad en un punto determinado que fueron para él. Ustedes significaron su más rica inspiración. Qué decir de sus hijos, la alegría que produjo en el Señor Príamo, la llegada de cada uno de sus  nietos. Esta historia de vida construida fue la máxima expresión de un legado sin precedente que le dejó su padre, el Señor Príamo Rodríguez Castillo, a quien recordaremos siempre.     

“Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar. Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado.” Salmo 119:49-50  

Don Príamo, además de ser un ejemplo para su familia, fue un gran emprendedor del país, al ser su legado más trascendente la creación de un centro de estudios superiores accesible a los sectores más populares, convertida hoy en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA). Que decir, de su manejo y fidelidad como presidente y propietario del periódico La Información; del Centro Médico Cibao-Utesa y del Centro de Convenciones y de la Cultura Dominicana.  

Sus reconocimientos por sus méritos deportivos, por lo social, personal y comunitario, donde recibiera por unanimidad el Vigésimo-cuarto Gran Premio Hanns Hieronimus, el máximo galardón que otorga la Unión Deportiva de Santiago (UDESA). Reconocimiento por la prestigiosa institución Casa China  al valorar los grandes aportes que viniera realizando el gran emprendedor, educador y visionario en pos del desarrollo de la educación superior a nivel nacional.  

UTESA se convirtió en el refugio de miles de jóvenes que anhelaban y aún anhelan ver cristalizados sus deseos de alcanzar una carrera universitaria. Más de cien mil jóvenes, hoy llora la partida del señor Príamo Rodríguez Castillo. Su legado permanecerá presente por muchos siglos.  

Hermosa familia, Señora Ingrid González de Rodríguez, Frank, Lilly, María, Jesús y Melania Rodríguez González, hijos, solo puedo decirles que el Señor es quien fortalece y da la paz que sobre pasa todo entendimiento. Mi compromiso estará delante del Señor en elevar mis oraciones para que Dios fortalezca su hombre interior y traiga consuelo en cada uno de ustedes. Paz y gracia de Cristo Jesús amada familia.  

“El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.” Salmo 147:3  

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.” Apocalipsis 21:4  

   


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba