Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Es posible estar cerca de Cristo y no conocerle


  • 13.02.2019 - 07:05 pm

“Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús. Y le seguía gran multitud del pueblo, y de mujeres que lloraban y hacían lamentación por él. Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos. Porque he aquí vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no concibieron, y los pechos que no criaron. Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos.  Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?  Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos. Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.  Y el pueblo estaba mirando; y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios. Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre, y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo. Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ÉSTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS.  Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación? Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo. Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.” (Lucas 23:26 – 43)
   
En esta oportunidad nos acercamos una vez más a la palabra de Dios con el propósito de conocer un poco más del carácter y la santidad de Dios, ya que tristemente muchos dicen conocer a Dios pero su vida está muy lejos de lo que significa haber creído en Dios, y Dios quiere que tú lo conozcas y tiembles ante su presencia, al acercarte a su palabra, la biblia, que es la palabra de Dios, el evangelio de la salvación.
   
Mediante una visión que el profeta Isaías observó en su llamamiento podremos entender la reverencia que debemos tener cuando hablamos de Dios y su palabra: “En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.  Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.” (Isaías 6:1 – 5)
   
Al ver esta porción de la palabra de Dios y comprender al profeta Isaías, aprendemos algo de mucha importancia, Dios no es una religión, o un club o algo imaginario, él es un ser real, que su santidad es inmensa, que debemos temblar al oír su palabra, la cual debemos tenerla muy en serio, ya que un día tendremos que darle cuentas a él. El profeta comprendió que al estar tan cerca de Dios y su majestad y siendo él un pecador, entendió quién era aquel que él estaba contemplando; lo mismo que le ocurrió a uno de los ladrones que estaba al lado de la cruz de Cristo, y llegó a clamar desde el interior de su corazón "Acuérdate de mí cuando estés en tu reino", ambos ladrones están muy cerca de Cristo, uno fue salvo y otro mereció el castigo eterno, ya que estaba muy cerca de Cristo pero su corazón estaba muy alejado de aquel que está cerca de él, el rey de reyes y señor de señores.
   
Uno de los discípulos más conocidos que anduvo diariamente con el Señor Jesucristo pasó por el gran privilegio de conocer personalmente quien era aquel que él tan diligentemente seguía: “Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios. Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.  Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.     Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.” (Lucas 5:1 – 10)

Amigo lector de estos artículos basados en la biblia, que es la palabra de Dios. ¿Te das cuenta que al oír el nombre del Señor Jesucristo debes escuchar con gran temor y reverencia? debido a que un día todos estaremos delante del tribunal divino, para dar cuentas, y si no hemos caído de rodillas delante de él en esta vida, un día tendremos que hacerlo y reconocer su grandeza y gloria.

-Todas estas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960-


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba