Comentarios Recientes

0
Ramón E. Durán

Ramón E. Durán


El peligro de una recesión económica


  • 07.08.2020 - 12:00 am

Según los expertos en economía global,  de  no  encontrarse lo antes  posible   una medicina que detenga la propagación de la pandemia del  coronavirus, el mundo estaría  en riesgo de padecer  una recesión económica de gran magnitud.

De acuerdo  a datos,  como consecuencia de la paralización de la economía mundial   para  enfrentar  la enfermedad,  se estima que en  el planeta  hay  más de 2 mil millones de personas que  se quedaron sin empleo  temporal, parcial o definitivo.

 Señalan que   la depresión que podría presentarse  sería similar a la del 1929 que devastó la economía   provocando una pobreza generalizada, disminuyó la calidad de vida y la esperanza  de los ciudadanos, muchos de los cuales pasaron de millonarios a indigentes y  que  terminaron   suicidándose.  

Según el  Presidente Norteamericano Donald  Trump ese país   inyectará  la  suma de    dos billones de dólares para estimular la economía  gravemente afectada por la pandemia del COVID-19. La suma es la   mayor cantidad   en la historia moderna de Estados Unidos para dinamizar la economía y que estará dirigida a individuos y familias, así como a las principales industrias, incluida las aerolíneas. 

También  los 20 países más desarrollados del mundo aportarán colectivamente alrededor de    4,8 billones de dólares globales para contrarrestar el impacto social y financiero de la pandemia.

El  coronavirus haría más estragos en los países  del tercer mundo, donde vive un cuarto de la población mundial y dos tercios de los que se encuentran en condiciones de pobreza extrema. El FMI, y el Banco Mundial pidieron la suspensión de los pagos de las deudas de esas naciones subdesarrolladas.

Una recesión económica resultaría una tragedia para toda la humanidad, que provocaría   estallidos sociales  de impredecibles consecuencias y los más 

perjudicados podrían  ser los que más   tienen que perder. La Organización Mundial  de la Salud (OMS) advirtió del riesgo que implica levantar de forma precipitada medidas tomadas para reducir la expansión del Covid-19, lo que  daría lugar al  resurgimiento de los contagios y el  agravamiento de la situación.

La encrucijada   por la   que atraviesa el mundo en estos momentos es dramática,  nadie puede predecir   lo que puede   suceder de no aparecer en corto o mediano  plazo  la medicina que detenga la enfermedad   que ha  hecho presencia en  todos los países del planeta. Estados Unidos y China se acusan mutuamente de ser los responsables de provocar la enfermedad a través de sus laboratorios secretos como parte de una estrategia en su disputa por lidiar la economía global. Algún día sabremos la verdad, mientras tanto por ahora todo son conjeturas. 

Encontrar la medicina que combata el coronavirus quizás no resulte un fracaso como la búsqueda de la fuente de la eterna juventud que no logró el explorador español Juan Ponce de León. Somos optimistas, creemos que más temprano que tarde aparecerá esa tan ansiada medicina que desaparezca el mal, pero en lo que aparece la solución tenemos que prepararnos para los días difíciles que nos esperan.

Con la ayuda  del Señor  saldremos airosos  de esta batalla que  libramos  contra el reloj. En estos momentos que vivimos, gente que nunca mencionan ni creen en Dios ahora reflexionan y se acercan a él, porque se han dado cuenta   que con su poder todo  se puede, porque Dios es bondad, ya que escucha y perdona hasta quienes niegan su existencia porque no saben lo que dicen.

  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba