Comentarios Recientes

0
Moisés Estévez

Moisés Estévez


El Compañerismo


  • 27.11.2019 - 12:00 am

Es en los puestos de trabajo, en dónde pasamos gran parte de nuestro tiempo y en dónde nos relacionamos con diferentes tipos de personas. Precisamente por la cantidad de tiempo y porque existen diversidades de costumbres, puntos de vista y caracteres, es que estamos llamados, a llevar a cabo un proceso de adaptación, el cual requiere de mucha empatía, paciencia y comprensión. De no darse este proceso de adaptación, la jornada laboral puede presentar elementos nocivos al proceso productivo, que traerían como consecuencia, desmotivación, falta de productividad y en casos extremos el hastío, hacia los compañeros y hacia el trabajo.

Una regla de oro, que puede ser aplicada en cualquier tipo de terreno y más aún en el ámbito laboral, sería: “Trata a los demás, en la misma forma en que te gustaría ser tratado”. Esta forma de ser tratados, de seguro que incluiría elementos tales, como el respeto, la consideración, un tipo de comunicación clara y precisa, y por último un efectivo sistema de evaluación y compensación. En cuanto al aspecto de la comunicación entre los compañeros que integran una organización, reviste una importancia fundamental, el hecho de que exista una política de puertas abiertas, la cual permita expresar eficientemente las quejas, inconformidades, posibles desacuerdos o desavenencias, que surjan en la jornada laboral, sin temor a represalias, con el fin de fortalecer el entendimiento, limar asperezas y de procurar, una mejora continua en las relaciones interpersonales, de los miembros de dicha organización.

Ahora bien, compañerismo es concordia y buena correspondencia, entre personas, que se supone, buscan al final conseguir un objetivo en común. El compañerismo debe de estar encausado, hacia la búsqueda y obtención de la unidad.

Para poder llevarnos bien, es necesario tener en cuenta, los siguientes aspectos:

Observar la cortesía en nuestro trato con los demás. Aún en el tono de voz!

Observar respeto por las jerarquías.

Observar respeto en su comportamiento y forma de vestir.

Observar dominio propio y control, ante diversas situaciones. Tener sentido común y mucho tacto.

Observar un buen sentido del humor y saber sonreír.

Observar las normas de Limpieza e Higiene.

Acatar fielmente las indicaciones y decisiones de los superiores. Escuchar con atención.

Evite los conflictos y las discusiones improductivas.

Procure comprender y ser comprendido.

Algunas frases, que nos sirven para ilustrar lo que es y debe de ser, el compañerismo:

“Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”.

“Cuando los hombres tienen la misma voluntad, su fuerza quiebra el metal.”

“La cooperación es la convicción plena, de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos”.

“Cualquier poder si no se basa en la unión, es débil”.

“Seamos generosos y comprensivos. Que nadie venga a nosotros, sin que pueda irse mejor y más feliz”.

“Una alegría compartida se transforma en doble alegría; una pena compartida, en media pena”.

Por último, a mi humilde modo de entender, un buen compañero de trabajo debe ser:

“Una persona honesta, sincera, con buena disposición. Alguien que se alegre por tus logros, que no te tenga envidia y que te ayude a crecer tanto a ti, como a la empresa”.

Buena Semana!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba