Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


El Cocido, auténtica marca España


  • 12.01.2021 - 12:00 am

A pesar de que siglos atrás internet y viajar era tan difícil, igualmente la comida y estilos de vida, a pesar de tan precarias condiciones, corrían de país a país.

A nadie interesaría conocer la etimología del cocido, mientras era degustado nadie se preocupaba por conocer dónde había surgido esta comida que antiguamente calentaba en alta mar las entrañas de los navegantes.

Como todo en la vida, o casi todo tiene una historia, les cuento los orígenes de uno de los más populares platos de la cocina española, con siglos de antigüedad y algunas evoluciones.

No puede establecerse la fecha de su existencia, se asegura que fue el general cartaginés Aníbal Barca, quien acercó por primera vez los garbanzos a estos lares, quien conozca el plato sabe que sin garbanzos no hay cocido completo. 

El cocido, se dice, tiene como precursor a la adafina, plato de origen judío, como siempre sucede con las cosas famosas y el cocido lo es, existen otras hipótesis, entre ellas la de la famosa “olla podrida”, (antiguo plato castellano) que en verdad significa “olla poderosa” por las virtudes de su contenido.

El cocido es en España, lo que el sancocho en nuestro país, más aún, ya que es fijo en el menú de hogares humildes y “de posibles” y hasta en la mismísima monarquía.

Hay confusión con este plato y como existe por ejemplo con el arroz y la paella verdaderamente valenciana que inicialmente se elaboraba con arroz cosechado en tierras andaluzas, algo de las marismas andaluzas se cuela entonces en la historia de la afamada paella. En cuanto al cocido, se tiende a confundir la autenticidad de sus inicios porque Madrid tiene su típico cocido madrileño, lo que no significa que el cocido haya sido una creación madrileña.

Cada plato es diferente según la región ya que se usan los condumios propios de cada tierra, es evidente que el mapa de España calienta sus inviernos de punta a punta entre vinos, caldos y cocidos, los andaluces muestran con orgullo su suculento cocido andaluz, mientras que entre gallegos, extremeños y asturianos, algunos cambian el garbanzo por alubias blancas, plato al que llaman “pote” asturiano.

De los valles de Liébana en Cantabria surge el leba-niego y en toda Cantabria el cocido  montañés ¡Santo Dios, que cocido!

Más cocidos en esencia con nombres diferentes: En Murcia y Almería la olla gitana y los catalanes su sopa típica: escudella i carn d´olla (Escudella y cocido), a los catalanes hay que hablarles en su idioma porque si no…

Continuando por la amplia geografía peninsular subimos a León donde el frío congela el mercurio y en tierras leonesas el Maragato sube sus vapores entre ollas hirvientes y aromáticas, es el único cocido que se sirve al revés, de último el caldo y primero se comen las viandas y carnes, abundantes  (como en todos) siete tipos de carne como nuestro célebre sancocho de siete carnes.

Estos apetitosos y sustanciosos cocidos se comen todo el año y dependiendo de la época, se acompañan con cerveza, mosto o cualquier vino de la fecunda viña española.

Imposible advertir las sensaciones de quien lea estas líneas, pero lo que soy yo escribiéndolas, empiezo a sentir que se me hace agua la boca, de manera que me voy a mi cocina donde como en toda cocina de España que se respete hay en este tiempo, un cocido como el puerco asado de mi tierra que en Nochebuena está tapao esperando que toquen “A las arandelas”.

¡A vuestra salud hermanos dominicanos!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba