Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


El Ateneo de Sevilla


  • 28.07.2020 - 12:00 am

En la calle Orfila, en el mismísimo corazón de la capital de Andalucía, se encuentra el Excelentísimo Ateneo de Sevilla, la magna institución que constituye uno de los grandes orgullos de los sevillanos.

Don Manuel Sales Ferré, un catalán llegado en 1874 como catedrático de Geografía Histórica de la Universidad de Sevilla, atrapado entre los aires históricos y tertulianos de la Sevilla de la época, fundó en 1887 la entidad que en sus inicios fue Ateneo y Sociedad de Excursiones; el entorno de una urbe con tan rancios avatares históricos y el devenir del tiempo, convirtieron la institución en la realidad llegada hasta nuestros días, como el Excmo. Ateneo de Sevilla.

Estoy rozando los linderos de una de las joyas sevillanas, ya que hablar del Ateneo en esta ciudad y no creo errar si afirmo que en casi toda España, es tocar la cultura desde todas las perspectivas, arte,  literatura e historia en general.

Para entender esta especie de filosofía, cuidado y amor por esas ciencias, habrá que sentirla en carne viva, poseer idéntico gusto por la historia y literatura, es como enamorarse cada día de las mismas cosas redescubriendo o creando detalles que mantengan encendido ese amor.

Dentro del mundo encantador de la pátina histórico-cultural que guarda este Ateneo, se entremezclan actividades de la vida diaria, porque la agenda del Ateneo de Sevilla se mantiene actualizada con eventos como el Premio Novela y Novela Joven, que se encuentran entre los más codiciados de España, igualmente premios de pintura, historia y otros.

Como visionaria sin remedio que suele trasladarse subliminalmente en el tiempo, me complace hoy hacer ese viaje y observar a los ilustres tertulianos que reunidos en el Ateneo conmemorando el tercer aniversario de la muerte de Góngora, encendieron la chispa para la creación de la célebre Generación del 27.

Me imagino escuchando y mirando sin ser vista, a mi adorado Federico García Lorca, Jorge Guillén o Rafael Alberti y otros no menos destacados hombres de letras o de ciencia. Confieso que me habría sido imposible contener la respiración y habría susurrado muy quedo a Federico estas palabras de su Madrigal:

“Y se abrió mi corazón como una flor bajo el cielo, los pétalos de lujuria y los estambres de sueño…

Cuantas anécdotas encierran las gloriosas paredes del Ateneo de Sevilla, relatos musitados bajo la promesa de no ser rebelados como las que hacen los conjurados en secreto a la lucha por la libertad de una nación, o la de un poeta prendado de amores imposibles.

Por algo los sevillanos son tan celosos de su patrimonio, porque esta ciudad guarda tesoros invaluables y ha sido parte de acontecimientos marcados por la historia de la nación española y acontecimientos mundiales.

El Ateneo es el  lugar creador de la magia del desfile de la víspera del día de Reyes, la esta festividad hace de las calles de Sevilla el escenario de la Cabalgata de los Reyes Magos, todo un derroche de fantasía y creatividad se conjugan para hacer de ésta un acontecimiento del cual se habla antes, durante y después de su paso.

Hay que vivir esos momentos y ni aún así es magnánima la palabra para poder expresar fielmente de que manera se apodera de las calles sevillanas, un hechizo que atrapa a grandes y chicos entre una recreación de los reales personajes, magnificado con el más depurado salero andaluz.

Toda una pléyade de honorables personajes han integrado la parte representativa, toca en la actualidad desde el 2010, llevar sobre sus hombros la presidencia del Excmo. Ateneo de Sevilla a don Alberto Máximo Pérez Calero, reputado doctor en medicina y Académico de las Reales Academias de Medicina de Sevilla, Murcia y Vélez de Guevara (Écija).

Queda mucho por decir, ojalá en estas letras haya logrado captar para mis lectores, parte de la esencia del Ateneo de Sevilla.    


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba