Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Educación y desarrollo


  • 03.02.2020 - 12:00 am

Los estados deben asumir la educación como eje prioritario, porque es la columna clave para la evolución de la sociedad, el desarrollo integrado, el bienestar social y la calidad de vida de la población.

Es pertinente asignar los recursos económicos necesarios, formar al personal docente, concienciar a los padres para que se vinculen al proceso educativo y motivar a los estudiantes a consagrarse en los estudios; todos los actores del sistema deben jugar roles preponderantes en busca de que los alumnos asimilen el proceso de enseñanza-aprendizaje, porque es vital para su desarrollo y el crecimiento del pueblo.

Para que la educación cumpla su misión es imprescindible impregnarle calidad, porque es la fórmula indispensable en la búsqueda de forjar a técnicos y profesionales con las competencias esenciales que permitan  impulsar el crecimiento sostenible de la sociedad y la dignidad  humana.

Autoridades, profesores y familias deben sumar esfuerzos, energías y voluntades por una mejor educación en República Dominicana, debido a que es la vía para superar el atraso y el subdesarrollo en que está atrapada la nación.

No hay duda de que la educación es trascendental para edificar un país próspero y esto requiere de talentos humanos competentes que fomenten la producción, integridad, cultura, civismo, creatividad e investigación científica; eso se alcanza con una educación basada en la calidad total.

Cuando en la nación se alcancen esos objetivos, entonces, habrá transformación, paz y felicidad.

Una esperanza

El Ministerio de Educación y la dirección de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP)  suscribieron un acuerdo que representa una esperanza, porque han decidido emprender un programa por la calidad de la educación de cara al futuro inmediato.

Se trata de una iniciativa positiva, en razón de que involucra al Gobierno y a quienes en las aulas están encargados de educar a niños, adolescentes y jóvenes, a fin de elevar el nivel de la educación preuniversitaria y asegurar así que cuando incursionen en la educación superior tengan conocimientos y las herramientas que permitan un rendimiento académico excelente.

Hay condiciones para mejorar la enseñanza, porque el Estado asigna al sistema educativo nacional el 4 % del Producto Interno Bruto, se ha implementado la modalidad de la Tanda Extendida, se han construido los planteles escolares necesarios y en cierto modo los programas curriculares se han actualizado.

Falta formar a los maestros acorde con los avances experimentados en el campo de la pedagogía, invertir adecuadamente los recursos que recibe el Ministerio de Educación, estimular la participación de los padres en el proceso y proporcionar material didáctico actualizado.

La firma del pacto por la calidad de educación es significativa, porque unifica a las autoridades  y a los dirigentes de la ADP alrededor de un plan en el que predominan la convivencia, la cooperación y la disposición de auspiciar la cualificación de la enseñanza; eso favorece a la sociedad, ya que en vez de confrontaciones trabajarán unidos por la calidad educativa.

Que los actores de la educación transiten juntos por la formación íntegra de los estudiantes, porque es la clave para erradicar el subdesarrollo y construir una mejor  República Dominicana. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba