Comentarios Recientes

0
Julio M. Rodríguez

Julio M. Rodríguez


Duarte recibe oferta de venir como gobernador de España


  • 14.12.2018 - 07:18 pm

JUAN PABLO DUARTE. SU VIDA Y SU OBRA (LXXII)

Duarte no pudo obtener recursos para venir a colaborar en la lucha contra España  para restaurar la Republica Dominicana, hasta después de pasar mas de un año de llegar a Caracas desde el interior de Venezuela, en agosto de 1862.
   
La revolución federalista (febrero 1859-abril 1863), era la guerra civil que azotaba el país y hacía imposible que recursos militares de cualquier tipo se destinasen a otra actividad.

Sin embargo, sus actividades en la capital venezolana, llamaron la atención de los diplomáticos españoles allí, los cuales  informaron al gobierno en Madrid.
   
Las autoridades en Madrid, enterados  de que era hijo de padre español y de madre, que aunque nacida en el Seibo, era también hija de un español y de que se había educado en Barcelona,  pensaron que podrían atraérselo a la causa de su país. Además, la guerra de independencia dominicana no había sido contra España como el resto de los países latinoamericanos, sino contra Haití.
   
He aquí lo que nos relata el propio Duarte,  según aparece en los Apuntes de Rosa Duarte. (Ver Apuntes de Rosa Duarte Instituto Duartiano. Colección Duartiana  Volumen VII Santo Domingo, R. D. 2013, pag 172-73).
   
“Recibo proposiciones de presentarme al Cónsul Español   y que ofreciera mis servicios a España, que la Reina me nombraría Capitán General de Santo Domingo, terminando de ese modo la oposición que hacían los dominicanos a la dominación española: y no falta quien agregue, saldrían mis hermanos  del estado de pobreza en que estaban junto conmigo reducidos: los sufrimientos de mis queridos hermanos me eran alto sensibles, pero mucho mas doloroso me era ver que el fruto de tantos sacrificios, de tantos sufrimientos, era la pérdida de la independencia  de esa patria tan cara a mi corazón, y por cuya tranquilidad gustoso me inmolara,  por lo que en lugar de aceptar el pan de la degradación, acepté con júbilo la copa de cicuta que sabía me aguardaba .el dia que mis conciudadanos  consideraran que mis servicios no les eran necesarios, pero que a mi me bastaba ver libre feliz e independiente mi ínsula, y me dispuse a coadyuvar con todos mis esfuerzos a la redención de la patria”.
   
Duarte también recibió en esos días, una oferta de ocupar un cargo en el gobierno venezolano,.que tampoco aceptó, porque debía adoptar la ciudadanía venezolana. Veamos lo que el nos dice en la pag. 173 de la referencia señalada:
“Cuando llegúé a Caracas  mi estimable amigo el Dr. Elias Acosta era Ministro del Interior y me ofreció un destino que no acepté, porque para aceptarlo, tenía que reconocer por patria el país a que servía.”
 
Si Duarte hubiera obtenido recursos rapidamente a su llegada a Caracas, pudiera haberse convertido en el líder de la guerra contra España, pero al conseguirlos a principios de 1864, cuando ya la guerra de la restauración había entrado en su fase de guerra de guerrillas y habían surgido los nuevos líderes militares como Luperón, Polanco y Salcedo, el pasó a desempeñar un rol secundario en esta guerra,
   
Otro aspecto que lo perjudicó fue que su estado de salud no era ya el de 1844-45 y ciertamente no estaba en condiciones  de  participar activamente en batallas o de vivir en nuestros campos  y montañas. Su deterioro físico lo hacía aparentar de mucho mas edad de los 51 años que tenía.
   
Cuando por fin terminó la guerra civil venezolana a que nos hemos referido, en abril de 1863 , también llamada la guerra larga, el nuevo líder del país, resultó ser el Gran Mariscal,  Gral Juan Crisóstomo Falcón.

Duarte inicia los contactos con los nuevos líderes venezolanos y a través del Gral Bruzual, a quien lo introdujo Manuel Rodriguez Objío, inicia las diligencias para entrevistarse con Falcón y obtener ayuda para la causa de la restauración de la Republica Dominicana.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba