Comentarios Recientes

0
Aquiles Olivo Morel

Aquiles Olivo Morel


Discurso de Joe Biden: Entre la esperanza y el optimismo


  • 20.01.2021 - 12:00 am

Hoy 20 de enero de 2021 empieza la transición política en Estados Unidos, considerado el país más poderoso del planeta, afectado considerablemente, luego de 4 años de sacudimientos internos y externos, ocasionados por el saliente presidente Donald Trump, una figura controversial desde sus inicios de su mandato hasta hoy, día en que le transferirá el mando al Presidente electo Joe Biden. “Hoy Donald Trump es parecido al niño de tres años que un día fue incapaz de crecer, de aprender o de evolucionar, incapaz de modular sus emociones, de modelar sus reacciones y de asimilar y sincronizar y sintetizar información”. Lo que antecede lo escribe Mary L. Trump, PH.D. en Psicología y sobrina del presidente de los Estos Unidos en su libro: “Siempre demasiado y nunca suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo”.

Ese niño incapaz de aceptar su evolución, victima también de sus bravuconadas tiempo después, no acudirá a la ceremonia de transferencia de mando, como lo hicieron  todos sus antecesores desde el momento en que la democracia se anidó esa tierra de esperanza. Tan marcado han sido sus tormentos que el presidente Donald Trump se ha convertido en el primero de la historia de Estados Unidos en ser sometido dos veces a juicio político, y es uno de los tres que han enfrentado un proceso de impeachment.

Aunque  deja a un país inmerso en una profundo crisis sanitaria, considerada el problema de mayor envergadura para el entrante presidente demócrata Joe Biden,  su legajado, no solo se verá empañado por impulsar acciones de sedición en los sucesos del pasado 6 de enero, manifestadas en la toma del Capitolio por una turba, sino que también se le recordará por  ahondar la diferencias entre las minorías e impulsar en la dirección de la división de un país con marcadas raíces raciales. 

La muchedumbre al concluir la manifestación  donde el propio Donald Trump volvió a reiterar sus inconformidades por los resultados electorales,  marcho despues, al Capitolio donde mediante las fuerzas, en un suceso aun en investigación, interrumpieron la certificación del proceso electoral del pasado 3 de noviembre. 

"Una vergüenza nacional", "antiestadounidense", "un intento de golpe", "una insurrección alentada por el presidente de Estados Unidos". Son algunas de las calificaciones, tanto dentro como fuera de los Estados Unidos, por una comunidad decidida a no dejar pasar estos últimos movimientos del saliente presidente Donald Trump. Bajo cualquier circunstancia consideran estos hechos como ¨La gota que colmó el vaso, el punto de quiebre, la línea roja¨. 

Unos Estados Unidos debilitados empezaran a transitar, sin estos sobresaltos políticos internos un nuevo horizonte internacional, con retos económicos, una división interna de muy pocas expectativas para reunificar el país y, por una crisis sanitaria que convierte a esta nación en el epicentro de los contagios a nivel global y en el mayor desafío para dar inicio a una campaña de vacunación orientada a frenar la expansión de la Covid19. 

La recién finalizada campaña electoral puso de relieve el nivel de división interna existente en esta nación; casos raciales, donde las minorías escenificaron protestas, solo comparables con aquellos días en que Martin Luther King, dio su discurso “Yo tengo un sueño”, frente a ese mismo Capitolio, hoy ultrajado por los seguidores del saliente presidente Donald Trump, quien deberá caminar a la justicia a explicar muchas cosas, a las que no escapan las investigaciones sobre sus reportes fiscales. 

La estocada a este símbolo y sacralidad fue una acción donde el misticismo democrático también sintió en sus vientres estas acciones en cada uno de los tentáculos donde se presenta a la libertad y un estado de derecho como el estandarte para combatir dictaduras y a quienes pretenden erigirse como salvadores, envueltos en el ropaje de la coerción de la libertad y la libre expresión.   

Washington será testigo de una transición política a la vista de la humanidad trastornada por haber contemplado como las instituciones democráticas, aunque sobrevivieron al caos y la sedición, se tambalearon durante el tiempo en que el presidente hoy saliente condujo a esta exitosa nación. Un discurso de esperanza; un discurso de concordia llamando a la paz y la convivencia pacífica; repleto de optimismo será el que se espera este miércoles cuando el taimado presidente ocupe una casa blanca sacudida por los demonios del pensamiento fascista,  anidado ahí mientras Trump ahondaba aún más las diferencias que hoy separan a los ciudadanos norteamericanos. 

Entonces ¿Todo está en calma después de todo esto? Una figura de la talla de Barack Obama quien ocupó la presidencia sigue siendo escéptico respeto a la posibilidad de reunificar a este país en los próximos años. Lesionado y fragmentado en su pensamiento político; golpeadas las instituciones democrática reponerse supondrá un formidable esfuerzo de quienes ocuparán,  a partir de hoy los pasillos de la Oficina Oval por los próximos cuatro años. Sin dudas, durante algún tiempo el mundo mirará a los Estados Unidos con escepticismo, cuando intente promover valores democráticos como forma de apaciguar posibles conflictos. 

Por supuesto, la salida de Trump deja en la oscuridad una larga estela de dudas de cómo se van a recomponer las deterioradas relaciones con Pekín, agitadas por las negociaciones fallidas y sujetas a contraataques de ambas partes, lo cual significo una recomposición de los mercados de intercambios en muchas regiones. El desafío de redibujar las relaciones con la propia Europa –Tratado Atlántico Norte (OTAN)- muy afectadas en la gestión Republicana encabezada por Donald Trump empujará a los demócratas a ofertar nuevas formas de comercio y nuevas concesiones a los países signatarios del tratado. 

Con la imagen de ver las calles de Washington militarizadas y repletas de rumores de posibles disturbios, el entrante presidente sembrará la semilla de la esperanza y el optimismo. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba