Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Dios tiene control de todo, aún en la crisis mundial


  • 28.05.2020 - 12:00 am

“A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.  Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos.  Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.  Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.  Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.  Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetuas.  De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová.  Bueno y recto es Jehová; Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.  Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.  Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios.  Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande.  ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger.  Gozará él de bienestar, Y su descendencia heredará la tierra.  La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.  Mis ojos están siempre hacia Jehová, Porque él sacará mis pies de la red.  Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido.  Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas.  Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados.  Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado, Y con odio violento me aborrecen.  Guarda mi alma, y líbrame; No sea yo avergonzado, porque en ti confié.  Integridad y rectitud me guarden, Porque en ti he esperado." (Salmos 25:1‭-‬21)‬

La palabra de Dios nos enseña que debemos confiar en Jehová y esperar en Él. Pero tristemente reconocemos con gran dolor que ésta verdad no la tomamos en cuenta cuando surge una crisis tan grave, cuando repentinamente un niño se enferma o un anciano de edad avanzada. Nos desesperamos y nos angustiamos en esa circunstancia y olvidamos que ese niño o esa persona está en manos de Dios, desde el mismo instante que estaba en el vientre de su madre: "Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.  Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.  No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.  Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.  ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!" (Salmos 139:13‭-‬17)‬

¿Y qué sucede al terminar la crisis de enfermedad? Nos olvidamos del creador, del sustentador de la vida, que Dios tenga misericordia de las criaturas. Debemos recordar que nada de lo que haga o pase con el ser humano es una sorpresa para Dios. Nada toma por sorpresa a aquel que nos enseña que antes de que salga una palabra de nuestra boca, ya Él sabía todo lo que íbamos a decir.

El mundo está en medio de la crisis del COVID-19, y como consecuencia viene el  miedo y las preocupaciones. Antes de la crisis, Dios le extendía su mano a las personas para asistir a una iglesia donde se predique fielmente su palabra, pero las personas invitadas por Dios rechazaban dicha invitación. Por causa de esto Dios envió ésta plaga, para que los lugares donde se reúne su iglesia estén cerrados, y por tanto hay que escuchar su palabra desde la misma casa donde salíamos y cumplir con la invitación. Desde su misma vivienda muchos clamaron a Dios, pero poco a poco fueron cambiando las cosas, desde su mismo hogar por el entretenimiento muchos se han olvidado de Dios, y ahora que se contempla una reapertura a la normalidad a corto o largo plazo, las personas quieren seguir viviendo una vida sin tomar en cuenta a Dios.

Pero Dios, que es el Dios de la paciencia, amor y misericordia es el mismo, hoy y siempre, Él es el mismo Dios que estaba presente antes que Él determinara crear el cielo y la tierra, todo cuanto existe, Él no necesitaba crear al ser humano, ni tiene necesidad de ninguna criatura, pero Él decidió crear todo el universo y siempre ha estado ahí. Por eso es que todo lo que ocurre en la tierra está bajo su control absoluto y El te enseña que debes confiar en Él. Escucha la voz de Dios para que puedas dirigirte a Él y alcanzar su misericordia: "A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.  Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos.  Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.  Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.  Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.  Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetuas.  De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová.  Bueno y recto es Jehová; Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.  Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.  Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios.  Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande." (Salmos 25:1‭-‬11)‬

Dios lo que promete lo cumple. Si confías plenamente en Él, Él te enseña que cumplirá esta promesa: "Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?" (Números 23:19)

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios y confiar en Él, pero esta confianza tiene que ser únicamente en los términos  que Él ha establecido en su santa palabra, la Biblia, que es la palabra de Dios: "¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán." (Isaías 40:28‭-‬31)‬

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios y así poner plena confianza en aquel que dijo: "Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra." (Génesis 1:26)

- Todas Éstas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba