Comentarios Recientes

0
Luis Córdova

Luis Córdova


Diciembre electoral


  • 28.11.2019 - 12:00 am

Por estas fechas decembrinas se hace obligatoria la “solidaridad” de los políticos. Es parte de la tradición que se acentúa cuando las navidades anteceden a un año electoral, pródigos en su identificación “con los que menos pueden” las canastas (denominativo que ha servido para nombrar desde las fundas reformistas, las cajas peledeistas y las cubetas perredeistas), una indeterminada cantidad de recursos deja expuesta sin pudor una orgía de miserias.

Nadie duda de que la tradición caudillista ha marcado el ritmo del desarrollo nacional y a ese “desarrollo” no escapan, por supuesto, las tradiciones. En los últimos decenios la el cibaeño “Niño Jesús”, por ejemplo, ha sido relegada a la logística de campaña para homogenizar la propaganda y hacer entrega en los Reyes (acaso garantizando la visibilidad que no otorga la proximidad a Nochebuena, en esa fecha la estrategia manda al reparto de cerdo).

De reparto en reparto y de hambre en hambre. La democracia va como un paisaje al fondo, difuso y descolorido del cuadro de la vida nacional.

Pero entre esas reiteradas escenas el calendario electoral cuelga como un péndulo sobre la estrategia de los equipos y candidatos para las elecciones municipales del 16 de febrero de 2020.

De alguna manera los partidos con sus alianzas le demostraron al país que es posible ponerse de acuerdo. Un ejercicio que esperamos se haga con la agenda de pendientes en procura de soluciones comunes, ya no tendrían excusas en poner de lado sus “ideolgías”, sus odios y sus amores siempre que la causa sea en beneficio “del país”, como han dicho es el caso.

El tres de diciembre, 75 días antes de las elecciones, vence el plazo para la inscripción de candidaturas, establecido en el artículo 141 de la Ley No. 15-19 de Régimen Electoral. 

Será el 8 de diciembre cuando el pleno de la Junta Central Electoral (JCE) deberá conocer las candidaturas depositadas y comunicar su aprobación o rechazo, decisión que debe comunicar a los partidos el día 9 de diciembre, es decir, al día siguiente y el día diez de ese mismo mes publicar las que fueron admitidas. 

Los partidos podrán someter un recurso de apelación a partir del 13 de diciembre, fecha en la que se conocerán la JCE tendrá un plazo de 5 días contados a partir de la recepción para fallar el expediente, que no podrá exceder del miércoles 18 de diciembre.

Luego de esta agotadora agenda de compromisos y “amarres”, una vez asegurado el puesto en la boleta, se caerá en el punto muerto que genera las distracciones de la festividad navideña. Algunas estrategias veremos de quienes tienen la encomienda de no pasar desapercibido en un plazo tan corto para hacer campaña.

El intenso 2019 le deja a la JCE la decisión sobre el voto automatizado, entregar a los partidos la versión final del padrón electoral y el maestro de cedulados, dos herramientas que los partidos, mayoritarios o minoritarios, deberán comprender y entrenar a sus delegados en el uso efectivo.

Lo administrativo corre y la capacitación a los delegados políticos, que deben hacer las juntas electorales en cada municipio, competirán en atención con el jolgorio navideño y en medio de las compras veremos a los stands de la JCE promoviendo el ejercicio del voto automatizado en caso de que sea aprobado. 

Con lo electoral vamos construyendo un nuevo  calendario de prioridades, sobresaltos y marginalidades. Pero el dominicano es un pueblo que su alegría se renueva constantemente, sus esperanzas están puestas más allá de la prebenda y con tesón avanza. De otra manera es imposible que como nación aún estemos en pie. Por eso la alegría vencerá la apatía y el abrazo de hermanos, las familias que constituyen ese nombrado “pueblo”, aprovecharan la Navidad para brindar por encima de urnas, denuncias, recursos y algoritmos diciendo a vencidos y vencedores “felicidades”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba