Comentarios Recientes

0
Josefina Almánzar

Josefina Almánzar


Detrás de una prueba del Covid: Una terrible pesadilla


  • 17.07.2020 - 12:00 am

Estos artículos muchas veces son resultados de vivencias propias, de terceras personas y también de la colectividad. Es un canal para expresar el sentir propio o colectivo.  Una voz que muchas veces clama en el desierto de las injusticias, las indolencias e inhumanidades en que como sociedad y país vivimos. En esta oportunidad nos ha tocado vivir de cerca un tema tan delicado y un derecho fundamental consagrado en nuestra Constitución como es la salud. 

Desde el 16 de marzo del presente año asumí la conciencia y el compromiso responsable de entrar en una etapa de autocuidado, tres días antes de que el actuante presidente de la República Danilo Medina declarara la cuarentena y el Estado de Excepción de Emergencia, yo estaba acuartela por decisión propia, pues mi intuición y todo lo que veía a mi alrededor me decía que había que hacer un paréntesis y así lo he hecho, pero definitivamente este autocuidado no es suficiente porque el COVID nos ha enseñado también la responsabilidad colectica, la cual adolece en nuestra población y autoridades.

Pasada las elecciones electorales y la campaña política donde el mismo presidente de la República de la manera más irresponsable que puede tener un mandatario de una nación, rompió todos los protocolos sanitarios y hoy nos encontramos en el tope del rebote de este virus donde tenemos todo un sistema de salud colapsado bajo las narices de un gobierno inepto, indolente e inhumano.

No hay pruebas gratuitas del COVID para los hijos de Machepa, durante cinco días anduve buscando una prueba rápida, pues desde el 8 de julio mi compañero de vida presentó síntomas con fiebre y tos seca, anduvimos clínicas buscando la prueba y no había, luego de gestionar por cielo y tierra encontramos una pcr para él cuyos resultados, al momento que escribo este artículo, no le han sido entregados. En mi caso, como dije, encontré la varita mágica del hada madrina de la Cenicienta, pues las pruebas rápidas del COVID aparecen cuando pagas $1,600.00 a los laboratorios de las clínicas y no hay seguro médico que las cubra.

Salí negativa según la prueba pues también el rumor público dice que no son confiables, pero mientras tanto no lo tengo. Entrar a buscar una prueba del COVID ya sea gratuita o pagada es entrar a un túnel de tinieblas sin salidas posibles, es comenzar un viacrucis de incertidumbres sin saber si lo tienes o no lo tienes. Es comenzar a experimentar la pesadilla del ciudadano de a pie, del hijo de Machepa que no tiene dolientes ni recursos.

Lo que está pasando en este país con el tema de la salud, específicamente con el COVID puede calificar como un genocidio en contra del pueblo dominicano. Como lo he dicho en varias ocasiones, no le tengo miedo al COVID, le tengo miedo a un sistema de salud colapsado y a un gobierno inepto, indolente, irresponsable e inhumano.

Estamos huérfanos y parece que nadie le importa.

La autora es abogada y docente universitaria.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba