Comentarios Recientes

0
Lidia Melania Emeterio Rondón

Lidia Melania Emeterio Rondón


Desistimiento de la querella Parte 2


  • 17.02.2021 - 12:00 am

Siguiendo caso Faña y María Isabel, insistimos en que las mujeres que caen dentro del juego de la “conveniencia” hay que recordarles que al movimiento nacional e internación al de mujeres le ha costado muchas décadas de estudios, luchas y esfuerzos en todas las direcciones, e incluso muertes de algunas, para que a las mujeres se les respeten sus derechos y su dignidad. Es así como se han logrado leyes, resoluciones, convenciones, y una gran envestida educacional a todos los niveles para que a las mujeres se les reconozcan sus valores. Nadie puede alegar ignorancia, y la mujer tiene que ser fiel a lo que por ella se ha hecho, y no tirar por el suelo este sacrificio solidario.

El asunto de desistir de una querella como esta no puede  verse como algo tan simple, pues aquí  se está viendo la necesidad de reforzar las disposiciones legales para condenar a quienes mienten ante la justicia, o a quienes burlándose de esta, la echan a un lado para hacer sus negocios. Debería haber un juramente a firmar ante testigos de que se está hablando la verdad, y que por consiguiente si la base de la querella es la verdad, no hay razón para desistir tan fácil como parece, haberlo hecho esta mujer, o quien detrás de ella se esconde y la induce.

Una cosa es la indemnización con la mediación legal, y otra es llegar a  acuerdos secretos al margen de lo legal e institucional. Si esto queda claro, los familiares de las víctimas, y los abogados de los victimarios, tendrían que buscar, para presionar a las víctimas, otros recursos que no sea el desistimiento.

El país está luchando, y empleando recursos económicos para frenar o disminuir la violencia hacia la mujer, por lo que la actitud asumida por Maria Isabel, retirando la demanda contra Leonardo Faña, es inaceptable , ya que  está implicando realidades como:

·       Irrespeto a las instituciones y a las leyes.

·       Desconsideración  y burla a la ciudadanía  sensible ante su causa.

·       Irrespeto a la institución (IAD) de donde laboran tanto ella como Leonardo Faña.

·       Daño moral a los esfuerzos históricos y presentes que han hecho las mujeres  dominicanas organizadas,  en defensa  de la dignidad de la mujer dominicana.

·       Mal ejemplo para otras mujeres que, en situaciones similares, pudieran tomar igual camino, el de abandonar sus casos para negociar a espalda de lo institucional.

Las autoridades judiciales tienen que ver el caso Maria Isabel / Leonardo Faña como    emblemático. Ver en él la ocasión para prevenir hechos semejantes que incluyan a funcionarios públicos, o de prestancia social y política, atento a lo cual suelen aprovecharse de las mujeres.

Finalmente entiendo que independientemente de lo que ocurra  con este asunto, tanto Leonardo Faña, Director del IAD, como María Isabel, Gerente financiera de dicha institución deberían ser excluidos de la misma, pues no la han respetado, y proyectan mala imagen.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba