Comentarios Recientes

0
Rafael Tobías Rodríguez Molina

Rafael Tobías Rodríguez Molina


Desaciertos de estudiantes, profesionales y otros


  • 26.06.2020 - 12:00 am

Si uno lee lo que escriben usuarios dominicanos  de diferentes niveles escolares, o los escucha hablando, con bastante facilidad uno se puede dar  cuenta de que hay poca diferencia entre el manejo del  idioma español de unos y otros. Espero  que lo podamos constatar con el material que aparece a continuación.

1. ”Este procedimiento es bastante moderno ya que puede mejorar o cambiar prácticamente cualquier parte del cuerpo y por tanto llevar a la persona a la satisfacción consigo mismo y con la sociedad.” (Estudiante universitario). Este estudiante, que había  terminado el ciclo básico universitario, construyó esa oración bastante amplia y con cierta complejidad sin usar ni una sola coma. Sin embargo, debió emplear una coma antes de “ya que” y  poner una coma antes y otra después de “por tanto”.  “Mismo” debe concordar con “persona”. Por eso, debió escribir “…llevar a la persona a la satisfacción consigo misma y con la sociedad.”

2. ”Estas son algunas de las preguntas que salen a relucir cuando se habla de la cirugía plástica ya que unos piensan que es  algo redundante y otros que es muy importante en algunos casos.” (Otro estudiante de término del ciclo básico). En lo que redactó este estudiante está presente el error de no poner la coma que debe escribirse delante de “ya que”, algo muy frecuente entre los usuarios dominicanos  ni importa el nivel escolar que hayan alcanzado.

3. ”La encuesta consistirá de 9 preguntas sobre la cirugía plástica en general y sobre la verdadera necesidad  de este procedimiento.” (El estudiante del caso 2). El desacierto esta vez tiene que ver con el léxico, ya que empleó la palabra “consistirá” en vez de “constará”. La confusión entre esos dos verbos es bastante frecuente.

4. ”Esa es la situación que me  encontraba en ese momento.” (Un famoso humorista dominicano). Como  la mayoría de los dominicanos de todos los niveles socioculturales, este humorista comete el desacierto del “desenqueísmo”, ya que le elimina la preposición “en” al relativo “en que” que debe aparecer completo  después de “la situación”.

5. ”Donde   habemos  más de uno reunido en tu nombre, allí estás tú.” (El mismo humorista). Esta vez el humorista empleó  ”habemos” en lugar de “hay”, que es lo que manda nuestra sintaxis, pues se trata de una oración impersonal o sin sujeto, razón  por la cual el verbo no puede pluralizarse.

6. ”Muchos de nosotros hemos vivido momentos difícil.” (Participante en una entrevista radial). Bastantes  personas parece que creen que “difícil”, en un contexto como ese al final de una oración, es un adverbio; pero esa palabra modifica a “momentos” en su función de adjetivo  que, por lo tanto, concuerda con él en género masculino y número plural, por lo cual deben escribirse “difíciles.”

7. ”Es totalmente falso la información que usted externó sobre una supuesta reunión entre el candidato a la presidencia Luis Abinader y yo.” (Una prestigiosa exfiscal).  En ese contexto gramatical,  la palabra  “falso” desempeña la función de adjetivo (predicativo) modificador de “información”, palabra femenina, por lo que  ella debió decir “Es totalmente  falsa la información…”

8. ”En el momento que me encontraba me divertía mucho.” (Entrevistado en televisión). Aparece en esta sencilla oración el llamado “traslaenqueísmo”; ese hablante parte en dos el relativo “en que” o traslada “en” a un lugar que no le corresponde. El orden sintáctico pide que se diga: “El momento en que me encontraba me divertía mucho.”

9. ”Un hogar adonde no hay armonía no hay paz.” (Un predicador). Ese “adonde” no es lo que debe emplearse, sino “donde” que equivale al relativo “en que” o “en el cual”; “adonde” puede emplearse cuando se expresa movimiento hacia, como sería “voy adonde mi tío Marcelo”.

10. ”Se ha activado la búsqueda activa de enfermos del Covid 19.” (Un prominente médico dominicano en una rueda de prensa). El desliz o desacierto cometido por este médico de origen santiaguero es la redundancia “activado” y “activa”, que puede darse  con mayor frecuencia  en ese tipo de circunstancia en que se improvisa lo que se va a expresar.

11. ”Como iglesia y cuerpo de Cristo que somos no podemos  ignorar los tiempos, el pueblo de Israel lo hizo, y perdieron de vista a Cristo.” (Una articulista de La Información). En este ejemplo, la articulista da a entender que no maneja bien la puntuación, ya que escribió una  coma después de “tiempos” siendo así que ahí debe ponerse un punto, pues con “el pueblo” se inicia otra oración.

Como se ha  podido notar por los desaciertos de los usuarios de los diversos niveles: estudiantes, articulista y profesionales, todos reflejan un manejo deficiente en varios aspectos de la lengua española. Parecería que el aprendizaje del español en ellos se detuvo al finalizar los dos cursos del español universitario ofrecidos en el Ciclo Básico de nuestras universidades. Para cambiar ese panorama, cada usuario  debe hacer aunque sea un pequeño esfuerzo  por desterrar algunas de las deficiencias de que adolece.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba