Comentarios Recientes

0
Samuel Reyes

Samuel Reyes


Debates estériles


  • 12.04.2021 - 12:00 am

No prestes atención a discusiones que no ayudan en nada. Los que así discuten siempre terminan peleando. 2 Timoteo 2:23 (TLA). 

Un sinfín de programas de radio y televisión han dado espacio al debate de las 3 causales del aborto. Sin embargo, aún algunos programadores estelares que invitaron a debatir al famoso politólogo argentino Agustín Laje, cometieron errores organizativos. 

El debate es una técnica de comunicación que consiste en la confrontación de ideas u opiniones diferentes sobre un tema determinado. Su objetivo es plantear, exponer y conocer diferentes posturas y argumentaciones sobre un tema, con la finalidad de que pueda llegarse a una conclusión. 

Se debe tener un moderador que sirva como árbitro imparcial en las discusiones, y que haga cumplir con las reglas preestablecidas. Por eso es impropio que el anfitrión dirija el debate si va a tomar parte de él. 

Otras características del debate son: al inicio cada participante hace una presentación breve de su posición, exponen en su turno según el tiempo concedido, referirse al tema planteado, utilizar un vocabulario adecuado, exponer sus ideas respetando las del otro, mostrar cortesía y buenos modales. Al final, los participantes dan sus conclusiones y el moderador cierra el debate.    

Por otro lado, se hizo notable que algunos anfitriones intentaron rehuir el abordaje filosófico del tema apelando erróneamente a la supremacía de la ciencia. 

El filósofo alemán Martin Heidegger enunció la frase "la ciencia no piensa", significando que la ciencia se mueve en un plano diferente al filosófico. La filosofía responde a cuestiones que la propia ciencia no puede contestar dada su propia estructura interna. 

Las causales no se resuelven con la ciencia, sino con la ética. La ciencia no sabe lo que deben ser las cosas, la ciencia sabe lo que son las cosas, pero las causales son una cuestión ética y jurídica en la cual la ciencia arroja poca luz. 

Jonathan Ramos, historiador y filósofo argentino advierte que no se debe abusar de la ciencia. A este error se llama en filosofía “salto epistémico”. Es decir, cuando se toma por pretexto a la ciencia para sacar conclusiones partiendo de lo que se sabe y se aplica a lo que no se sabe. 

Cuando desde la ciencia se dice “Dios no existe”, o “el espíritu no existe”, se está ignorando que la existencia de Dios es un tema filosófico o teológico, y asimismo, no se puede soslayar que el aborto es un tema ético y jurídico. No es un tema legítima y exclusivamente científico. 

La filosofía acompaña críticamente el desarrollo de cada ciencia y evita las conclusiones apresuradas y falsas de lo que es el hombre, de donde viene y porqué existe. Sin la filosofía el conocimiento científico es estéril. 

  

TEMAS RELACIONADOS


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba