Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


¿Cuánto cuesta una vida?


  • 02.03.2021 - 12:00 am

La vida se ha convertido en una carrera imparable tras el éxito y una inmensa mayoría de quienes logran alcanzarlo se desquicia por completo.

No todos estamos capacitados para administrar el dinero que acarrea la fama, las personas suelen experimentar un cambio total en su personalidad, igualmente drástico es el cambio en el estilo de vida y maneras de actuar.

Las redes sociales, esas plataformas en las que puede encontrarse desde  la más acertada circunstancia, hasta rozar el límite entre grandes estupideces, han encontrado en la muerte del cantante urbano apodado Kitah, un motivo para exacerbar al múltiplo toda clase de pasiones.

El citado Kitah murió en un accidente mientras transitaba en un vehículo de doce millones de dólares, he ahí la clave para desatar tan gran despliegue de noticias.

En todos los medios se hablaba del hecho como una tragedia, sin embargo,  según se advierte en videos, noticias, periódicos digitales y comentaristas en las redes, la mayor tragedia no fue la muerte del exponente del género urbano, sino la destrucción completa de un vehículo de tal categoría económica.

Otro exponente urbano, Chimbala, acudió al funeral llorando desconsolado y gritando a viva voz que fue él quien le vendió en doce millones, el vehículo marca McLaren en el que perdió la vida Kitah. 

Si ponemos atención a las noticias, notaremos que este fue un accidente en el que más que un ser humano que perdió la vida sin duda porque al haber llegado al pico más elevado de la vanidad humana, se creyó poderoso e intentó una maniobra necia que lo llevó a la muerte, pero la vida parece lamentarse menos que la destrucción de un vehículo que costó doce millones de pesos.

Nos hemos desnaturalizado hasta tal extremo y da mucha pena comprobar que el dinero ha ganado la batalla a la humanidad, “tanto tienes tanto vales”, nunca había sido tan significativo el contenido de esta frase porque verdaderamente la condición humana, nunca antes había sido tan inhumana.

La muerte de alguien siempre despierta sentimientos de pesar, quizás ni yo misma entienda la moraleja que pretendo dejar expuesta con esta narración, mi papel no es juzgar, se trata más bien de reflexiones que me ha sido imposible controlar al darme cuenta de cuan viciados están los medios de comunicación y que perdido está el mundo entre ostentación y vanidad.

Los que construyen las noticias que luego son leídas para el público, se han volcado hacia la pérdida material, no se ha dicho una palabra sobre el muerto, a no ser que conducía un vehículo que prestado o propio, había costado doce millones de pesos ¡Que pasada!

¡Que mal estamos!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba