Comentarios Recientes

0
Josefina Almánzar

Josefina Almánzar


Cuando ganan Las Aguilas Cibaeñas


  • 22.01.2021 - 12:00 am

Como toda buena cibaeña soy aguilucha desde chiquitica como dice el merengue.  Desde siempre cuando las águilas ganan se manifiesta un espíritu transformador en las calles, en los rostros.  La alegría se apodera de la gente y en el ambiente se siente una chispa que ni en nuestras mejores fiestas se siente.  

Cuando ganan Las Águilas el pueblo se sale a las calles y se produce lo que no suele suceder muy a menudo:  La gente se une, aunque sea por unos momentos, las diferencias sociales dejan de existir, los ricos, los pobres se unen en mismo regocijo y bailan al compás del mismo ritmo.  

Cuando ganan Las Águilas, por momentos, se olvidan las deudas, los impuestos, la delincuencia, los dimes y diretes de los políticos.   La algarabía se adueña de nuestro ser y al ritmo de las hojas de latas arrastradas en los vehículos, motores, bicicletas, entonamos canciones de libertad, de campo adentro, de tierra fértil que se cobijan en las alas del águila imponente que vuela hacia un horizonte claro y abierto.  

Cuando ganan Las Águilas todos y todas volvemos a ser niños y niñas, perdemos los miedos y volvemos a sacar lo mejor que hay dentro de nosotros porque nos quitamos las máscaras y simplemente somos.  

Quien no haya percibido todas estas emociones y sensaciones es porque no se ha dado la oportunidad de vivir un día de juego en el Estadio Cibao o porque no ha salido a las calles un día de celebración de campeonato.  Déjenme decirles que se han perdido de vivir una gran experiencia.  

En estos tiempos difíciles de pandemia, la celebración fue diferente, desde la casa, sin embargo, su triunfo nos inyectó alegría, entusiasmo, sonrisas, esperanzas, como parte de las vacunas que necesitamos para seguir adelante en estos momentos.  

Por lo demás, felicidades a todos y todas mis compatriotas aguiluchos, esperando darnos felicitaciones dobles al ganar también la serie del Caribe y a los demás simpatizantes de los otros equipos nos vemos de nuevo en la próxima temporada deportiva para seguir compitiendo y compartiendo el orgullo y la delicia de ser aguilucho desde chiquitico.   

¡Felicidades majestuosas Águilas Cibaeñas!!  

La autora es abogada y docente universitaria.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba