Comentarios Recientes

0
Rafael Baldayac

Rafael Baldayac


¿Cristo era blanco, moreno o negro?


  • 12.12.2018 - 07:10 pm

La figura de Cristo ha sido representada de diferentes colores de piel a lo largo de la historia. De hecho, cada época tiene su propia imagen de Jesús de Nazareth. Ahora, el periódico News Nation -dirigido a personas de raza negra- eligió a Jesucristo como el mayor "icono negro de la historia".
   
Hace poco esa publicación encargó a un grupo de expertos para confeccionar una lista con los 100 personajes negros más relevantes de todos los tiempos. El resultado no ha podido ser más sorprendente: el Hijo de Dios se situó en el primer lugar. Y para justificarlo utilizó el argumento de que "las primeras representaciones hechas por los primeros cristianos lo representan de esta forma".
   
Michael Eboda, editor de New Nation, declaró al tabloide británico The Sun que la Biblia describe a Jesucristo como “un hombre de piel oscura”. Para dar más consistencia a su aventurada tesis histórica, argumenta que hace 2,000 años la población de Belén se componía básicamente de “una mezcla de etíopes, egipcios y babilonios, todos ellos –según apunta– provenientes de África central”.
   
Otro, el teólogo Marcus Cleage considera que Jesús era "una mezcla de pueblos oscuros, como egipcios, etíopes o babilonios". Sin embargo, los creyentes asiáticos e indios adoran a un Dios a su imagen y semejanza mientras que en Europa Occidental surgió la conocida imagen de Jesucristo rubio, con tez blanca y ojos claros, un icono que han representado algunos pintores como Velázquez, según BBC News.
   
Como es poco probable que alguien consiga demostrarlo, la pregunta del color de Jesús siempre ha tenido su encanto. ¿Él era blanco, moreno o negro?. Un moreno tiene color tostado de la piel por haber tomado el sol o por ser su color natural. Mientras que el mulato es hijo de blanco y negro (piel de color oscura, pero no tanto como la de raza negra).
   
Hay gente que cree que Jesús sería blanco, hermoso y probablemente con el pelo largo y un brillo etéreo.  Una corriente teológica tiene claro que Jesús formaba parte de una tribu que había emigrado desde Nigeria. Y, probablemente, mantuvo algunos eslabones africanos.
   
Multitud de películas y documentales han querido adentrarse en este campo a lo largo de la historia. De hecho, la propia BBC emitió hace varios años una polémica serie en la que mostraba un proceso científico que trataba de demostrar que Jesús no era blanco. Entre otras conclusiones, también se dejaba entrever que sus facciones eran fuertes, con la tez oscura, una características de los habitantes en zonas desérticas.
  
Los diez iconos negros más importantes de toda la historia, según New Nation, son: JESUCRISTO; Martín Luther King; Malcolm X; Nelson Mandela; Muhammad Ali (Cassius Clay) ; Mary Seacole; Oprah Winfrey; Bob Marley; Marcus Garvey y los inventores Garrett Morgan, George Washington Carver y Elijah McCoy.
   
Y, en contra de lo que muchos pensaban, en ella no figura el fenecido cantante pop Michael Jackson. Quizás sus devaneos y escándalos con la Justicia hayan contribuido a ello.
   
Hace más de un siglo, en el año 1912,  Londres fue escenario de una gran exposición de pinturas donde aparece un Cristo universal e individual. Había óleos representando todas las latitudes. La belleza del Canadá, las costumbres de Australia, el verdor de Escocia, etc.
   
Sin duda, los lienzos de mayor prestigio fueron presentados por un renombrado artista africano que con trazos magistrales ganó de inmediato el aplauso del público.
   
En sus obras de la agreste selva, su mundo traído al lienzo al desnudo, apareció la imagen de un Cristo negro. La originalidad de su trabajo la explicó con palabras llenas de emoción.
   
Lo pintó negro porque así lo sentía suyo, compañero de su raza y su dolor, partícipe de su desprecio y soledad.
   
A través de todos los siglos el hombre ha tratado de interpretar a Cristo. Leonardo Da Vinci lo pintó como italiano; el Greco, con rostro de español y cada uno de nosotros lo asimilamos a nuestra singular experiencia.
   
Este es el misterio de Cristo que siendo Universal es también individual, compañero de nuestra vida, amigo inseparable, consejero, redentor, Salvador eterno.

Cristo quiere ser hoy tu Señor, ancla de fe en tu vida, antorcha de tu esperanza y objeto de tu adoración y amor.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba