Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


Conociendo la Voluntad de Dios


  • 09.07.2020 - 12:00 am

“Aconteció que mientras Jesús oraba aparte, estaban con él los discípulos; y les preguntó, diciendo: ¿Quién dice la gente que soy yo? Ellos respondieron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, que algún profeta de los antiguos ha resucitado.  Él les dijo: ¿Y vosotros, quién decís que soy? Entonces respondiendo Pedro, dijo: El Cristo de Dios.  Pero él les mandó que a nadie dijesen esto, encargándoselo rigurosamente, y diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre padezca muchas cosas, y sea desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y que sea muerto, y resucite al tercer día.  Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.  Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, este la salvará.  Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de este se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles. Pero os digo en verdad, que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios." (Lucas 9:18-‬27)

Dios, como supremo creador y sustentador del universo se acerca a sus criaturas en esta oportunidad para declarar y enseñar que Él ha dejado por escrito su voluntad, y  desea que vivamos haciendo la voluntad de Él, para nuestro bien, de los que nos rodean y beneficio para la nación que nos ha tocado vivir.

La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta: "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta." (Romanos 12:1-‬2)

La voluntad de Dios es que Él quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad: "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad."  (1 Timoteo 2:1-‬2)

"La voluntad de Dios es su plan y propósito para la creación y para cada individuo. Dios hace lo que le place y desea que toda la gente haga su voluntad. Solo las personas plenamente maduras en Cristo son capaces de hacer la voluntad de Dios de manera regular. La voluntad divina siempre es buena, agradable y perfecta. Hacer su voluntad fue lo que sustentó a Jesús durante su vida. No obstante, la voluntad de Dios a veces conduce al sufrimiento, tal como ocurrió con Jesús (Isaías 53:10). Los cristianos tienen que esforzarse para conocer la voluntad de Dios para sus vidas, deben discernir su voluntad por medio de la oración y también orar para que su voluntad se haga en este mundo. Jesús consideraba como miembro de su familia a aquellos que hacían la voluntad divina. Ellos al igual que Jesús, vivirán para siempre." (Diccionario Bíblico Ilustrado  Holman)

"No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre." (1 Juan 2:15-‬17)

Dios quiere que nos acerquemos a Él en humildad y reconozcamos que no hemos estado haciendo su voluntad, y así poder expresarlo, como nos enseña en el libro de los Salmos: "Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud." (Salmos 143:10)

La voluntad de Dios es que vivamos una vida de santidad: "Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más. Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación." (1 Tesalonicenses 4:1-‬7)

La voluntad de Dios es que siempre debemos estar en la disposición de hacer el bien aún hasta a nuestros enemigos: "Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien,  hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos." (1 Pedro 2:15)

Dios se ha dado a conocer a sus criaturas, y por su grande amor les ha revelado su voluntad, la cual para llevarla a un fiel cumplimiento tiene que ser bajo la dirección de Él, en el poder de su santo espíritu: "Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual." (Colosenses 1:9)

Es tiempo de tener Un Encuentro con Dios para glorificar su santo nombre y Él nos guíe en instruya para hacer su voluntad.

- Todas estas citas bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba